EFEÁvila

La Junta de Castilla y León ha ordenado el sacrificio y la destrucción de todos los visones americanos de una granja situada en el municipio abulense de Navatalgordo (250 habitantes), tras detectarse un ejemplar infectado por SARS-CoV-2, entre los 1.010 animales reproductores de la explotación.

El de esta granja situada en Navatalgordo, a cerca de 50 kilómetros al sur de la capital, es el tercer caso de granja de visón americano positiva a SARS-CoV-2 en España, tras los detectados en Teruel, en junio de 2020, y en A Coruña, la semana pasada, según ha informado este miércoles la Administración autonómica.

Está previsto que el sacrificio se lleve a cabo en los próximos días, con el objetivo de "preservar la salud pública", llevándose al mismo tiempo las correspondientes medidas de limpieza y desinfección de las instalaciones de la granja.

El caso ha sido detectado en el marco del Programa de Prevención, Vigilancia y Control de SARS-CoV-2 en granjas de visón americano, después de que los trabajadores encargados del cuidado y mantenimiento de los animales resultaran positivos a Covid-19, uno de ellos mostrando síntomas compatibles con la enfermedad.

Por su parte, los animales han permanecido asintomáticos, sin que en la granja se hayan manifestado "mortalidades anormales, ni síntomas clínicos que hicieran sospechar de la presencia del virus en ellos".

Los resultados preliminares de la encuesta epidemiológica indican que "probablemente la infección tenga su origen en los trabajadores de la granja", que resultaron positivos a Covid-19".

En este sentido, tanto las muestras positivas de los empleados, como de los animales de la granja, serán sometidas a "estudios de secuenciación molecular en el Instituto de Salud Carlos III durante los próximos días".

En los próximos días y "en aras de preservar la salud pública", está previsto que se lleve a cabo el sacrificio y destrucción de todos los animales de la explotación, que cuenta con un censo de 1.010 animales reproductores, así como las medidas de limpieza y desinfección de las instalaciones.

Todas estas actuaciones se están ejecutando bajo "la colaboración y coordinación" entre las autoridades de Salud Pública y de Sanidad Animal de la Junta de Castilla y León y de los ministerios de Sanidad y Agricultura, Pesca y Alimentación.

Atendiendo al Programa Nacional de Prevención, Vigilancia y Control de SARS-CoV-2 en granjas de visón americano, los Servicios Veterinarios Oficiales de la Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural de la Junta, han procedido a la "inmediata inmovilización de la granja, con restricción de movimientos de personas, de animales y de sus productos".

Igualmente, se han reforzado las medidas de higiene y bioseguridad, y se ha procedido a la toma de muestras que, una vez analizadas en el Laboratorio Central de Veterinaria de Algete, han ofrecido resultado positivo a SARS-CoV-2 mediante la técnica de la PCR.

En los últimos meses, esta granja había sido sometida a visitas de "comprobación de las condiciones de bioseguridad por parte de los Servicios Veterinarios Oficiales de la Junta, sin que se detectaran síntomas clínicos en los animales, ni problemas de bioseguridad que pudieran suponer riesgo epidemiológico".

Además, el 24 de noviembre del año pasado, se tomaron muestras de hisopos orofaríngeos en los animales de la granja, dentro de la vigilancia prevista durante el periodo de obtención de pieles, resultando todas ellas negativas a SARS-CoV-2 por PCR. EFE