EFEValladolid

La lista de espera para ser operado en Castilla y León es de 34.800 personas al término de septiembre en la Comunidad, el 34 por ciento más que hace un año, sobre los entonces conocidos, y si se tiene en cuenta la lista estructural, la publicada hasta ahora, el repunte es del 5%, hasta los 27.224, con una demora media que ha crecido nueve días, hasta los 89.

La Consejería de Sanidad ha publicado este jueves los datos de las listas de espera del tercer trimestre del año, con ese repunte que rompe la tendencia a la baja en ese periodo de los cinco años anteriores y que el vicepresidente de la Junta, Francisco Igea, en rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, ha atribuido a que la lista estructural de pacientes -los que figuraban hasta ahora- ha pasado del 71 al 78 por ciento, con ese entre 7 y 8% que ha aflorado.

La estacionalidad del verano y la afloración de la lista "oculta", ese 7 u 8 por ciento de pacientes no recogidos con antelación, ha disparado un 5% los pendientes de una operación en Castilla y León en su lista estructural, hasta 27.224, aunque la lista total es de 34.800 personas, un 34 por ciento más de los recogidos hace un año.

Esos 34.800 salen de sumar a la lista de espera estructural, esto es los que figuran pendientes de una operación, los considerados como transitoriamente no programables, que son otros 3.083; y los que han rechazado un centro alternativo para ser operados, otros 4.493.