EFEValladolid

La violencia machista y en los estadios de fútbol españoles han puesto a prueba la capacidad de análisis y de expresión en los casi 10.000 alumnos que hoy han afrontado en Castilla y León la primera de las tres jornadas de exámenes de la Evaluación de Bachillerato para Acceso a la Universidad (EBAU).

Un artículo publicado en el diario El País en octubre de 2015, titulado "Maltratadas" y firmado por Luz Sánchez-Mellado, ha sido el comentario de texto propuesto para el alumnado de Lengua Castellana y Literatura II, algo menos de treinta líneas para resumir, definir el tema, acotar la tesis y localizar los argumentos expuestos.

El examinador pedía también la opinión del estudiante sobre el tema propuesto, dentro de una prueba en la que podía elegir otro texto con un asunto de máxima actualidad como es la violencia en los estadios de fútbol españoles, a partir de un editorial publicado por El País con motivo de los apuñalamientos registrados el pasado enero antes de un encuentro de Copa del Rey entre Atlético y Sevilla.

Ha sido el primer ejercicio de esta segunda edición de la EBAU (antes PAU y Selectividad), donde los sindicatos consultados por Efe han coincidido en admitir una mayor suavidad en la exigencia, tanto en la reducción del temario propuesto -de 94 a 68 en el caso de Historia de España-, como en el planteamiento de las preguntas.

En comparación con ediciones anteriores, tanto en la actual EBAU como en el formato PAU, las cuestiones han sido más específicas, se ha marginado el desarrollo de temas largos y apostado por aspectos del temario comunes y de capital importancia, según diversos portavoces de STECYL y de CSI.F.

Ambos sindicatos también han considerado que detrás de esta menor exigencia en la forma y fondo de la EBAU 2018 subyace las quejas que desde hace un año han protagonizado alumnado, profesores y progenitores respecto al menor nivel exigido en otras comunidades autónomas.

Esta protesta, canalizada a través de las redes sociales e incluso manifestaciones callejeras, fue asimilada por el consejero de Educación de Castilla y León, Fernando Rey, quien desde hace meses protagoniza un empeño institucional y político para exigir al Gobierno central una EBAU única y simultánea en España.

Con ello se garantizaría la igualdad de oportunidades entre todos los aspirantes, con notas de acceso a grados y máster procedentes de una exigencia homologada desde unas preguntas iguales para todos, habida cuenta del distrito universitario único que existe en España.

La novela española de 1939 a 1975, con los referentes de Camilo José Cela y Miguel Delibes, intercambiable con la de principios de siglo, con Pío Baroja y Miguel de Unamuno como abanderados, han completado el ejercicio de Lengua y Literatura Castellana II.

En cuanto al de Historia de España, segundo ejercicio de esta primera jornada que ha completado el de Lengua Extranjera, las dos opciones previstas se han estructurado en torno a cinco bloques que han abarcado sucesivos periodos históricos desde la Reconquista hasta la Constitución de 1978, con especial incidencia en el siglo XIX y la época franquista.

La normalidad ha caracterizado la celebración de esta primera jornada de una EBAU que ha venido marcada en Castilla y León por un aumento de los estudiantes convocados en cada uno de los distritos: Burgos (1.465), León (1.850), Salamanca (2.529) y Valladolid (3.929), hasta sumar un total suman 9.773 aspirantes.

La principal novedad de este año es la incorporación de un segundo idioma elegible entre cinco (inglés, francés, alemán, italiano y portugués) con el que los estudiantes podrán presentarse para subir nota.

Otra innovación consiste en el adelantamiento del 4 al 6 de julio las fechas de celebración de la prueba extraordinaria que antes se hacía en septiembre.

Los resultados serán publicados el 14 de junio y su consulta se materializará a través de los medios dispuestos por cada institución académica. EFE