EFEValladolid/Zamora

Con 3.183 casos de covid este sábado en Castilla y León, la Junta de Cofradías de Semana Santa de Valladolid ve en este momento "muy difícil" que pueda haber procesiones este 2021, aunque piden al Gobierno regional informes actualizados de la situación y que se acabe el númerus clausus de 25 personas en los lugares de culto, que impide elaborar cualquier alternativa.

Así lo ha trasladado este sábado en declaraciones a Efe el secretario de la Junta de Cofradías de Valladolid, José Miguel Román, tras el pleno extraordinario de las 20 hermandades de la ciudad celebrado hoy, que ha concluido con que es "muy difícil" hacer las procesiones en la calle y esperarán a ver cómo evoluciona la pandemia.

Lo que si piden a la Junta de Castilla y León, según han consensuado las hermandades, es que se les faciliten informes actualizados para ver qué actividades van a poder hacer en cada momento.

Y también comparten las 20 que la Junta debe retirar ese límite de 25 personas en los lugares de culto, "un númerus clausus" que esta "fuera de sitio", según Román, ya que entienden que las limitaciones deben hacerse por la superficie de los lugares de culto, y no es lo mismo una ermita que una catedral.

"Las cofradías quieren hacer celebraciones de Semana Santa, no ya procesiones, sino celebraciones con la mayor afluencia que se pueda", y ahí se topan con ese impedimento de los 25.

Tras no poderse celebrar la Semana Santa el año pasado, ya que toda España estaba confinada por la covid, en 2021 las cofradías de la Semana Santa de Valladolid, de interés turístico internacional, todavía no tiran la toalla y están pendientes de esa tercera ola, que confían que pueda estar llegando a su pico, para poder decidir.

El próximo 28 de enero se reunirán ya con la Junta para hacerle llegar estas medidas, ha explicado Román.

EN ZAMORA, DESCARTADOS LOS DESFILES, LA DUDA SON LAS ALTERNATIVAS

En cuanto a Zamora, descartados los desfiles procesionales por todas las cofradías, la Semana Santa de Zamora, que está declarada de Interés Turístico Internacional y Bien de Interés Cultural, se plantea ahora, a dos meses vista, qué alternativas plantea a las procesiones.

La presidenta de la Junta Pro Semana Santa de Zamora, Isabel García Prieto, como responsable del órgano que aglutina a todas las cofradías de la Pasión, ha admitido este sábado en declaraciones a Efe la incertidumbre existente sobre las actividades que podrán desarrollar y cuáles no.

En la situación actual, con teatros, salones de actos y centros culturales cerrados, resulta "muy complicado pensar en organizar algo", ha asegurado.

Aún así, la junta de cofradías zamorana ya ha comenzado a trabajar para plantear propuestas en la segunda reunión virtual que mantendrán la próxima semana con el consejero de Cultura y Turismo de la Junta de Castilla y León, Javier Ortega, para preparar alternativas a las procesiones.

En cualquier caso, García Prieto ha querido dejar claro que "sí va a haber Semana Santa, pero no en las calles, la habrá en los templos, con el aforo que esté permitido".

Los actos religiosos en las iglesias sustituirán a unas procesiones que "sería una temeridad" celebrar por la pandemia, algo de lo que son "muy conscientes" todas las cofradías zamorana, que "ni se plantean" salir en procesión este año.

Además, las restricciones de movilidad impedirían a muchos de los más de 20.000 cofrades acudir, ya que son zamoranos que viven fuera de la provincia, ha apuntado la presidente de la junta de cofradías.

Por ahora, no puede concretarse ninguna actividad cultural a desarrollar como alternativa y ni siquiera está claro que pueda celebrarse el tradicional pregón de la Semana Santa, pese a que la idea iniciar era la de programarlo pero con un aforo muy reducido en el teatro en el que se ha celebrado otros años, ha apuntado Isabel García. EFE

1010037

aff-mr