EFEValladolid

La Asociación Nacional de Grandes Empresas de Distribución (ANGED) en Castilla y León ha confiado que las restricciones impuestas al comercio en la lucha contra la pandemia en la comunidad autónomas se alivien ante "el daño tremendo" que sufre con el cierre.

El vicepresidente y portavoz del Ejecutivo, Francisco Igea, ha anunciado este jueves que se reunirá con representantes de los sectores de la hostelería, el comercio y el deporte para analizar "cómo relajar" las restricciones vigentes.

El secretario general de ANGED en Castilla y León, Ángel Mingo, ha confirmado que se reunirá el próximo lunes mediante videoconferencia con el vicepresidente de la Junta y con la consejera de Sanidad, Verónica Casado, para tratar de ver cómo se pueden "relajar" las medidas restrictivas después de que la Junta haya anunciado que se prorrogan hasta el próximo día 3.

A su juicio, cabe la posibilidad de que el cierre de los grandes establecimientos no sea total y solo se reduzcan los aforos o se establezca un límite de horarios, aunque ha preferido no adelantar posibles medidas al comentar: "ya veremos".

Para el responsable de la patronal de las grandes superficies comerciales en Castilla y León, con el cierre de los establecimientos de más de 2.500 metros cuadrados "ya se está haciendo un daño tremendo" al sector.

El portavoz de la Asociación Nacional de Grandes Empresarios de Distribución (ANGED), David Gracia, después de pedir que se espere a que se concrete en una norma la prórroga de las restricciones se ha preguntado, en declaraciones a EFE, por las razones por las cuales Castilla y León presenta uno de los mayores índices de contagio y muertes por la covid a pesar de aplicar las medidas más restrictivas de España.

Javier Gracia ha reclamado medidas proporcionadas que hagan compatible la protección de la salud y de la actividad económica ya que, de lo contrario, el daño sobre el empleo y la economía va a resultar irreparable.

Preguntado por la disparidad de normas para frenar la covid, en función de las comunidades autónomas de que se trate, ha afirmado que ése "es otro debate", pero que en todo caso las empresas necesitan seguridad jurídica "con crisis o sin ella", ha concluido.