EFESalamanca

Los psicólogos españoles trasladan su preocupación ante "la sociabilidad restringida y limitada en los jóvenes", incrementada durante la pandemia, que hace que se queden en sus habitaciones, desde donde "se relacionan con muchísimas personas, juegan, piden comida o compran de manera online".

En una entrevista con Efe, la presidenta de la Sociedad Española para el Avance de la Psicología Clínica y de la Salud (SEPCyS), Karina Tiripicchio, ha sostenido que esa nueva forma de socialización juvenil debe realizarse desde "el equilibrio" y con "una adaptación a los cambios sociales" por parte de los mayores, ante la diferencia generacional que se produce.

"Para nosotros es una novedad el aumento de las interacciones humanas a través de la distancia y de manera online. Pero, para otros, como los jóvenes y adolescentes, no es una novedad. A nosotros nos toca adaptarnos y entender que esa es una nueva modalidad de relación humana", ha señalado.

Tiripicchio, que ha participado en la XVIII Jornada Anual de esta Sociedad Española que comienza este jueves en la Universidad Pontificia de Salamanca (Upsa), ha alertado, además, de que los jóvenes "no necesitan salir", porque están "muy cómodos y confortables en su habitación, donde pueden relacionarse con muchísimas personas, jugar, pedir comida o comprar", y de todo de "manera online".

Pero a esta psicóloga no solo le preocupa la utilización, en exceso, de los videojuegos, sino el incremento de apuestas desde los teléfonos móviles, desde "donde se puede jugar sin que nadie vea a los jóvenes y con poco dinero".

La adolescencia y la juventud es, según Karina Tiripicchio, una "época de exploración", por lo que ha lanzado un mensaje de tranquilidad a las familias para que ofrezcan a los chicos un "entorno afectivo" y que "permitan contar esas exploraciones" en mundos desconocidos.

Por ello, "cuando hay apoyo afectivo y el chico se siente atendido y comprendido, es fuerte para poderse recuperar de esos peligros".

Esa situación de los jóvenes se ha incrementado durante la pandemia, en un momento en el que salir a la calle era peligroso, y prohibido, en un periodo en el que el miedo y el temor ha afectado, de manera especial, a "los mayores y a los niños", ha explicado la psicóloga.

"Hay personas que todavía están asustadas, aunque se ha reducido mucho el susto, porque la gente tiene mayor percepción de seguridad", ha añadido.

Para frenar los problemas psicológicos que la pandemia han podido ocasionar a la sociedad, la presidenta de la Sociedad Española para el Avance de la Psicología Clínica y de la Salud ha utilizado la metáfora "del surfista en la ola".

Así, ha trasladado que la incertidumbre que provocó la pandemia, y ahora la erupción del volcán de la isla de La Palma, debe ser afrontada como el surfero que se sube en una ola, como son los acontecimientos, "que vienen y van y que lo único que se puede hacer es mantenerse estable en la tabla".

"No sabemos lo que va a pasar y cuánto tiempo va a durar. Pero lo que si sabemos es que vienen olas y que tenemos que ser capaces de surfearlas. El problema viene cuando sientes que la situación te maneja a ti", ha agregado.

Para ella, tanto la pandemia como la erupción del volcán de La Palma son un "tsunami" que han descubierto que "los acontecimientos en la vida son impredecibles" y que deben enseñar que "hay que vivir el momento, hacer planes a corto plazo"

Karina Tiripicchio también ha mostrado su preocupación por lo que ha denominado "atracón social", es decir, "que todo el mundo sale a tragarse las actividades sociales", ahora que comienza a recuperarse la normalidad de la pandemia, junto a una tendencia general "a los radicalismos".

Por ello, ha defendido una vuelta hacia "el equilibrio", para que la sociedad, jóvenes y mayores, sepan relacionarse "de manera saludable en el cara a cara y en lo virtual".EFE

1010946

jsc/mr

(foto)