EFEValladolid

El candidato del PP a la Presidencia de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, ha rechazado este martes lo que considera "lecciones" del portavoz socialista, Luis Tudanca, en materia de "decencia política" y "honradez".

"A mi me repugna tanto la corrupción como a todas las personas que estamos aquí", ha contestado Mañueco durante su réplica a Tudanca, en el primer cara a cara de la legislatura, mantenido durante el debate de investidura que convertirá al dirigente popular en presidente autonómico.

Para el dirigente popular, "mentir es otra forma de corrupción", en referencia a que "alguna persona del PSOE" ha aludido en las últimas fechas a situaciones que le afectan a él y que han pasado por los tribunales, en alusión a la denuncia sobre el proceso de primarias del PP, aunque no lo ha mencionado expresamente, por lo que ha pedido a los socialistas "dejar trabajar a la Justicia".

"No inventen y si se equivocan, pidan perdón", ha insistido Mañueco sobre lo que considera "mentiras" y acusaciones sin fundamento, aunque ha añadido que le preocupa, más que los "insultos" recibidos, que "anteponga los intereses de su líder a los de Castilla y León".

Mañueco ha tirado de ironía para hablar del discurso de Tudanca como "profundamente novedoso, moderado, prudente, sensato y con cortesía parlamentaria". "No esperaba menos de usted", ha añadido, convencido de que tras escuchar al socialista "este pacto de gobernabilidad (PP-Cs) es imprescindible".

El candidato ha lamentado que "en pocos días" Tudanca haya pasado "de la crítica sana y necesaria a la descalificación" y a un discurso de hoy en el que ha observado un "tono crispado y agrio", a lo que ha contrapuesto "las reglas de la democracia" al defender que los votantes pidieron "diálogo, acuerdo y pacto".

En todo momento, Mañueco ha acusado a Tudanca de ser "más sanchista que socialista" y "más sanchista que defensor de los intereses de Castilla y León", por lo que le ha pedido que "si no se va antes a Madrid" aprenda a hacer oposición y acepte la "mano tendida" que le ha ofrecido después de descalificarle y pedirle que abandone sus "radicalismos".

"Abandera la más rancia política de oposición de izquierdas", ha espetado Mañueco a Tudanca antes de remarcarle que "no tiene los votos suficientes para ser presidente de Castilla y León.

En este punto, Mañueco ha vinculado la victoria electoral del PSOE y su ascenso respecto a 2015 a la pérdida de sufragios de Podemos: "se llama trasvase", ha resumido entre las críticas de los procuradores del PSOE y de Podemos, que le han señalado desde el escaño que es el PP el que más escaños ha perdido.

"De algo le ha servido la radicalidad", ha dicho Mañueco a Tudanca sobre el "bocado" que en su opinión dieron los socialistas en términos electorales a Podemos en las pasadas elecciones.EFE