EFEValladolid

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha defendido este viernes la labor policial para consolidar un entorno seguro, en aras de garantizar el sistema de derechos y libertades, durante el acto central del patrón de la Policía Nacional, celebrado en la Plaza Mayor de Valladolid.

"Esa es vuestra misión, consolidar un entorno seguro que garantice nuestro sistema de derechos y libertades, nuestro sistema económico y nuestro modelo de convivencia pacífica", ha manifestado el ministro al dirigirse a los agentes de las distintas unidades presentes en el centro de la ciudad.

Ha situado entre los retos que afronta "con éxito" la Policía el terrorismo, la delincuencia organizada, la trata de seres humanos, la preservación del orden público, el ciber-crimen y la protección de los más vulnerables.

"Estamos inmersos en el desarrollo del Modelo de Seguridad 2030 para generar un entorno seguro que garantice la convivencia ciudadana" y para conseguirlo, "vamos a seguir impulsando una potente oferta de empleo público que nos permita reforzar todas las plantillas", ha adelantado.

Ha apostado además por la innovación para dotar a la Policía Nacional de "los mejores medios" que puedan brindar las nuevas tecnologías y sean útiles en el combate contra cualquier tipo de delincuencia.

Grande-Marlaska ha expresado su alegría por poder celebrar el patrón de Policía reunidos en Valladolid, "porque, con todas las cautelas necesarias, es un indicio más de que España se sobrepone a la peor crisis sanitaria que ha sufrido el mundo en el último siglo".

Ha asegurado que esta fiesta es posible gracias al comportamiento ejemplar de la sociedad española, al esforzado trabajo de sus instituciones y al espíritu de sacrificio de sus servidores públicos, entre los que los policías han destacado hasta ganarse un sitio preferente en el corazón de la ciudadanía.

Para el ministro, la Policía Nacional es una institución "indispensable" para la democracia, "para que España siga siendo un país seguro en cualquier circunstancia."

Ha agradecido la labor diaria de los 69.000 mujeres y hombres que integran este Cuerpo y ha citado a los veinte policías que han asegurado este verano el dispositivo de evacuación del personal diplomático en Kabul y de rescate de centenares de ciudadanos afganos que vieron su vida en peligro por colaborar con las instituciones españolas.

El ministro ha mostrado su admiración por estos profesionales, que han probado que los policías españoles protegen los valores constitucionales allí donde sea necesario, sin importar en qué circunstancias deben hacerlo, por muy arriesgadas que sean.

Ha destacado que los agentes también cuentan con la gratitud de la sociedad española, que sabe que su compromiso, vocación de servicio, espíritu de sacrificio, eficacia y profesionalidad "han hecho de España un territorio hostil al asentamiento del crimen".

El ministro ha recordado que, en 2024, la Policía Nacional cumplirá dos siglos de historia al servicio de España, un hito al alcance de muy pocas instituciones, solo de aquellas que, como en este caso, son capaces de adaptarse a los distintos retos de cada etapa histórica, y de hacerlo desde un compromiso de lealtad con la ciudadanía.

"Esa capacidad de adaptación os ayudará a afrontar con éxito los exigentes retos que tenemos por delante", ha expresado a los agentes.

Ha alertado en este sentido de que nuevas y sofisticadas formas de criminalidad transnacional y en el ciberespacio, fenómenos delictivos que solo hace unos pocos años ni siquiera se intuían, pondrán a prueba el esfuerzo en formación e innovación que está realizando Policía Nacional y se ha mostrado convencido de que les permitirán alcanzar los objetivos deseados.

Durante el acto, el ministro ha recordado a quienes fallecieron en acto de servicio, también homenajeados durante la jornada en el centro de Valladolid, y ha valorado la profesionalidad de los condecorados con motivo de la festividad de los Santos Ángeles Custodios, patrón de la Policía.

Durante la celebración, que ha incluido algunos silbidos a la llegada del ministro y protestas de funcionarios de prisiones en las inmediaciones de la Plaza Mayor, han desfilado distintas unidades de la Policía, en un acto que comenzó con lluvia y concluyó con sol.

El público que presenció el desarrollo del encuentro aplaudió en numerosas ocasiones al paso de los integrantes de la Policía Nacional, de forma más intensa en diversas ocasiones, entre ellas cuando aparecieron los perros policía con los guías caninos. EFE

erbq

(foto) (texto)