EFEPonferrada

El juez ha decretado prisión provisional para el vecino de Ponferrada (León) que ayer provocó una explosión de gas en su vivienda ante el desahucio del que ya había sido percibido y que se iba a consumar en los próximos días, según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León.

La explosión se produjo sobre las 03.45 horas del jueves en el número 21 de la calle Alcón de la capital del Bierzo cuando este vecino supuestamente la provocó y seguidamente se entregó en la Comisaría de la Policía Nacional aduciendo que era el responsable de lo sucedido.

La deflagración provocó cuantiosos daños materiales como la destrucción de la cubierta y el piso superior del edificio, que quedó completamente destrozado.

Además, una gran parte de la fachada se desplomó sobre la vía pública y causó numerosos desperfectos en la acera y en cuatro vehículos estacionados en la calle, dos de los cuales fueron declarados siniestro total.

A la explosión siguió un incendio de grandes dimensiones que obligó a los bomberos de Ponferrada a emplearse durante horas para sofocar el fuego y para asegurar el edificio.

La Policía Local tuvo que cerrar al tránsito rodado y peatonal un tramo de la calle y desalojar al menos a cinco personas del uno de los inmuebles contiguos al siniestrado, pese a que ninguno de las dos fincas adyacentes se vio afectada por la explosión.

El detenido por estos hechos, de 36 años y que cuenta con antecedentes penales, ha pasado este viernes a disposición judicial después de ser interrogado ayer en dependencias policiales.EFE

lm/jam