EFESalamanca

El Centro Documental de la Memoria Histórica (CDMH), dependiente del Ministerio de Cultura y con sede en Salamanca, ha completado este jueves la llegada del legado documental de Marcelino Camacho y su mujer Josefina Samper en un acto de memoria y democracia.

En un acto emotivo, con la presencia de la vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz; del ministro de Cultura y Deporte, Miquel Iceta; y del secretario general de Comisiones Obreras, Unai Sordo, las palabras memoria y democracia han sido las más utilizadas por los intervinientes, además de un recuerdo a la lucha por la libertad y al papel del sindicalismo para lograr el final del franquismo.

De esta manera, el CDMH de Salamanca ha recibido un archivo de 10 metros lineales y una biblioteca de cerca de 2.500 publicaciones, además de material fotográfico y audiovisual, documentación relativa a la estancia en prisiones, batallones de trabajo y campos de concentración, correspondencia y manuscritos redactados por el propio Marcelino Camacho.

Ante este acto, la vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, ha trasladado que está muy orgullosa" por un Gobierno del que forma parte y que "siempre mira hacia adelante, ensanchando la democracia".

Para Yolanda Díaz, este acto, que ha considerado un regalo por su relación personal con Marcelino Camacho, el que fuera líder de CCOO, quien le enseñó "no solo a defender los derechos humanos sino a optar por una forma de estar en la vida, a ser buena persona".

"Ni Marcelino ni Josefina actuaron nunca con odio, nunca actuaron desde la venganza", ha asegurado.

Este legado del primer líder de CCOO, que llevó a este sindicato a tener un papel destacado en el movimiento obrero en la España del final del franquismo, ha sido considerado como "imprescindible" para conocer la Historia española, según ha señalado el actual secretario general del sindicato, Unai Sordo.

Sordo ha explicado que se trata del patrimonio "de este país y de su democracia", que "desborda lo que son las siglas del sindicato", y que es "imprescindible" para conocer la "lucha por la democracia" y para conocer "lo que Camacho hizo por los derechos de los trabajadores".

En el legado, que ha concluido el proceso iniciado en 2017 con un contrato de comodato con los sucesores de Marcelino Camacho y Josefina Samper, también se han incluido objetos personales, artículos, conferencias, libros, estudios de formación técnica y profesional, folletos y revistas, un material "indispensable para el estudio de la figura de los sindicalistas, de la vida y organización de los presos en las cárceles franquistas y de la historia más reciente del sindicalismo y del movimiento obrero españoles", como ha recordado el secretario general de CCOO.

El ministro de Cultura y Deporta, Miquel Iceta, ha señalado que culmina así un proceso que conlleva la incorporación de este nuevo y que se cumple, de esta manera, "un deber de memoria y honor a Marcelino y Josefina”.

Yenia Camacho Samper, hija de Marcelino y Josefina, se ha confesado "emocionada" por la acogida de los fondos, porque, según ha manifestado, "el archivo debía estar en un archivo público".

Y ha evocado un periodo con "emociones" al "ver sacar esas cosas de casa" y el "orgullo" por la recepción en las salas del centro documental para que los investigadores "puedan trabajar con ellos" ya que son "patrimonio de este país y de la democracia de España, ha zanjado.EFE 1010946 jsc/mr(vídeo)(foto)