EFEValladolid

Los sindicatos y la patronal de Castilla y León han apoyado este miércoles la petición de la Junta para que el Gobierno central desvincule los Expedientes de Reducción Temporal de Empleo (ERTE) por fuerza mayor del estado de alarma asociado a la crisis del coronavirus y se prolongue su vigencia hasta final de año en los sectores más afectados.

A través de un comunicado, la Junta ha incluido entre estos sectores a los de la automoción, la hostelería, el turismo y el comercio, entre otros, que van incorporándose a la actividad a medida de que la Comunidad avanza en las fases de desescalada.

La reunión del Consejo del Diálogo Social ha contado con la asistencia del presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco; el consejero de Economía y Hacienda, Carlos Fernández Carriedo; la nueva consejera de Empleo e Industria, Carlota Amigo, y el viceconsejero de Empleo, David Martín, por parte del Gobierno autonómico, mientras que CCOO y UGT han estado representados por sus secretarios autonómicos Vicente Andrés y Faustino Temprano, respectivamente, y la patronal CECALE por su presidente Santiago Aparicio.

Todos ellos han compartido igualmente la necesidad de convocar de forma urgente la Mesa Nacional de la Automoción con el objeto de defender el futuro de un sector estratégico para Castilla y León, que tiene la mayor capacidad productiva en automoción, y para España.

Según el comunicado de la Junta, el presidente ha explicado que el objetivo de esa Mesa sería promover la demanda, apostar por la digitalización de las plantas y la transformación de las unidades productivas.

Sobre la gestión del nuevo Ingreso Mínimo Vital, Mañueco ha indicado que en la última reunión de la Conferencia de Presidentes solicitó la gestión de este ingreso mínimo, cuyo traspaso se ha comprometido ya para las comunidades de Navarra y el País Vasco, y ha subrayado que Castilla y León tiene la capacidad, la experiencia y el reconocimiento de organismos independientes a la buena gestión de sus servicios sociales.

Otro de los asuntos abordados en la reunión ha sido el encaje del pacto político de "reconstrucción" tras el coronavirus con los acuerdos del Diálogo Social y, al respecto, la Junta ha defendido que está abierta a la implicación de toda la sociedad, por lo que ha animado a los agentes económicos y sociales a realizar todas las aportaciones que consideren necesarias.

Para afrontar este diálogo, Mañueco ha pedido "un espacio de consenso y colaboración, y no de crispación", según el comunicado de la Junta.EFE