EFEValladolid

Toda Castilla y León está este jueves en alerta por viento o nieve, especialmente en la zona cantábrica de León, que está con alerta roja por riesgo extremo ante nevadas de 40 centímetros en 24 horas, mientras que esa misma zona de Palencia y Burgos está con alerta importante, naranja, lo mismo que el área del sistema central de Segovia y Ávila y la comarca zamorana de Sanabria.

La delegada del Gobierno en Castilla y León, Mercedes Martín, ordenó ayer tarde activar la alerta por nevadas en toda la Comunidad salvo en Salamanca y Valladolid, con especial incidencia en la zona Cantábrica leonesa, en riesgo meteorológico extremo, el de mayor nivel, con esos hasta 40 centímetros de espesor en 24 horas.

La fase de activación de las alertas arrancó ayer a las 23.00 horas en la zona Cantábrica de León, Palencia y Burgos, la zona del Bierzo, y la comarca zamorana de Sanabria.

Y a partir de las tres de la madrugada, la alerta del Gobierno se ha extendido a toda la provincia de Burgos y la de Soria, la zona de meseta y sistema central de Segovia, y la zona del sistema central de Ávila.

En la zona cantábrica de León se esperan nevadas a partir de esta medianoche y durante todo el jueves, con nieve a partir de 800 metros que puede dejar cuarenta centímetros de espesor en 24 horas, de acuerdo a los datos publicados por la Agencia Estatal de Meteorología y elaborados este miércoles.

Se esperan esas acumulaciones en la parte norte de esa zona cantábrica leonesa, desde los Ancares hasta Picos de Europa; con alerta roja, que indica que el riesgo meteorológico es extremo, y que es un fenómenos meteorológicos no habituales de intensidad excepcional y con un nivel de riesgo para la población muy alto.

En alerta naranja, por riesgo importante de nieve, está la zona del Bierzo, donde se esperan nevadas entre 700 y 900 metros, con un espesor de cinco centímetros en 24 horas.

Hasta 30 centímetros de nieve se prevén en la zona de la comarca zamorana de Sanabria en 24 horas, y 20 en 24 horas se anuncian, según la Aemet, en la zona cantábrica de Palencia y Burgos y en la Ibérica burgalesa, y la del sistema central de Segovia y Ávila, todas ellas también en nivel de riesgo naranja.

Con el aviso naranja de la Aemet existe un riesgo meteorológico importante, con fenómenos meteorológicos no habituales y con cierto grado de peligro para las actividades usuales.

En Salamanca, Zamora, Valladolid y Soria hay alerta amarilla, la de menor riesgo, en este caso por viento de hasta 70 kilómetros por hora, y también por nevadas en el caso de la provincia soriana, con 15 centímetros en 24 horas en la Ibérica y de tres en la Meseta y ocho en el sistema central.

La Delegación del Gobierno ha explicado que en función de cómo avancen las nevadas y la situación de las carreteras que proporcione la Dirección General de Tráfico no descarta que hubiera que pasar a "al estado de preemergencia en las zonas en las que se considere necesario".EFE