EFEValladolid

El portavoz socialista en las Cortes, Luis Tudanca, ha afirmado este martes que los firmantes del pacto de gobierno de esta Comunidad, en referencia al PP y Ciudadanos, "han traicionado a Castilla y León" y la han convertido "en un protectorado" y una "colonia de Madrid".

"Lo que no les perdonarán nunca los castellanos y los leoneses es que ustedes han vendido nuestra autonomía, nos han quitado la voz", ha resumido Tudanca en su primera intervención ante las Cortes, que acogen el debate de investidura con el popular Alfonso Fernández Mañueco como candidato.

Con estas palabras, Tudanca ha apelado a las "tutelas" que observa en el acuerdo fraguado entre el PP y Cs: "Yo no quería, pero me llamaron de Madrid", ha ironizado sobre lo que en su opinión resume la posición del líder de Ciudadanos, Francisco Igea, sobre su papel en la negociación.

El dirigente socialista ha insistido en la idea de que, a pesar de que en su opinión el acuerdo entre el PP y Cs tuerce la voluntad de cambio expresada por los votantes, sigue creyendo en la política y ha planteado que "con su traición sólo han retrasado lo inevitable".

"Castilla y León tendrá más pronto que tarde un gobierno decente", ha planteado Tudanca en la última frase de su discurso, cargado de reproches hacia los firmantes de un acuerdo que consiste en "comprar y vender las instituciones como si fueran mercancía", en un "mercadeo infame".

A Mañueco le ha criticado por "susurrar balbuceante un lacónico 'yo lo que diga Cs' cuando le preguntaron por las condiciones del pacto" y a Igea le ha afeado su "incontinencia verbal", y ha añadido que entre ambos "no juntan un gramo de autoestima" al dar luz verde a "hacer presidente a alguien del mismo partido que lleva 32 años gobernando" y llamarlo "renovar".

"Estamos asistiendo a la más absoluta perversión del lenguaje", ha lamentado Tudanca, quien ha censurado que se llame "diálogo" a "no querer siquiera reunirse con el partido que ha ganado las elecciones". "A repetir el mismo pacto de hace 4 años se le llama cambio", ha ironizado.

El dirigente socialista ha comparado el pacto suscrito en la anterior legislatura entre el PP y Cs con el actual, aunque ha considerado que el "botín conseguido" para "los de Ciudadanos es mucho más suculento", en referencia a las "vicepresidencias, cargos y sueldos repartidos con una obscenidad nunca antes vista en esta tierra, cuya dignidad está muy por encima de su comportamiento y su falta de ética".

Ha citado al "nuevo y renovado" presidente de la Diputación de Burgos, César Rico, para considerar que el PP y Cs se han convertido en "un partido único": "Ya consideramos a Ciudadanos como uno de los nuestros", en una "afortunada, aunque supongo inconsciente referencia a la película de Scorsese sobre la mafia".

Tudanca ha añadido que el acuerdo ejemplifica "la continuidad, sin duda, sin paliativos, de un proyecto agotado" que ha llevado a la Comunidad a la despoblación y a la corrupción.EFE

orv-aam

(foto)