EFEValladolid

"Proceso contra Bernardino de Valbuena, el comunero de Villalpando" es el título de un libro publicado por Ediciones Universidad de Salamanca, obra del profesor Tomás López Muñoz, que narra la desconocida historia de este hidalgo, uno de los líderes del movimiento comunero en la comarca de Tierra de Campos y que terminó sus días exiliado en el vecino Portugal.

La presentación de este libro forma parte de las iniciativas conmemorativas del V Centenario de la Revolución Comunera, que se celebrará con numerosos actos el próximo 2021.

Defiende el autor de la obra que el papel de Bernardino de Valbuena fue decisivo en el movimiento comunero del centro de la meseta y que se mantuvo fiel a la causa hasta el final, incluso después de la más conocida derrota de Villalar, ya que tras ese episodio que costó la vida a los icónicos Bravo, Padilla y Maldonado, se sumó a la denominada 'resistencia toledana', que por aquel entonces lideraba María de Pacheco.

A partir de la figura de este personaje, un joven hidalgo hijo de un hombre que había desempeñado importantes cargos del poder señorial de Villalpando (Zamora), el autor traza la hipótesis de que el movimiento revolucionario de las Comunidades fue fundamentalmente urbano, pero a medida que se desarrolló, se ligó con zonas rurales, de manera que cuando estas zonas quedaron bajo dominio realista, comenzó a gestarse la derrota comunera.

El origen de esta publicación está en los documentos sobre el proceso judicial que se siguió contra Bernardino de Valbuena y que fueron hallados en la Sección Nobleza del Archivo Histórico Nacional, con sede en Toledo.

Es ahí donde se refleja que el protagonista de esta publicación fue exceptuado del perdón general dictado por el emperador Carlos V y fue condenado a muerte por sus actuaciones contra los intereses del Condestable de Castilla.

Junto a otros, este hombre tuvo, según el autor, un papel "decisivo" en la configuración y organización del ejército comunero, hasta el punto de que comandó un grupo de hombres para unirse al ala más radical del movimiento, bajo las órdenes de María de Pacheco.

Sin renunciar a esta postura, tras la caída de Toledo, finalmente se refugió en Portugal, donde vivió exiliado hasta su muerte, según relata el autor de esta publicación, profesor de Geografía e Historia en el Colegio de Nuestra Señora de los Infantes de Toledo.

Tomás López Muñoz es licenciado en Humanidades, postgrado en Archivística y doctor por la Universidad de Castilla-La Mancha con una tesis sobre la confrontación entre el pensamiento ortodoxo católico y el foco luterano de Sevilla, de mediados del Siglo XVI.EFE

orv