EFEValladolid

Una guía, editada por la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades, reúne pautas de comportamiento para garantizar la máxima seguridad de niños y trabajadores ante la posibilidad de que a partir del 8 de junio, con motivo de la Fase 2 de desescalada, puedan abrir algunos centros infantiles (0-3 años).

Consta de veintiún puntos donde se destaca, entre otras indicaciones y recomendaciones, que el número máximo de niños autorizado será el que permita una distancia mínima de dos metros entre cada uno de ellos, han informado este miércoles fuentes de la administración autonómica.

Los progenitores o tutores legales deberán firmar una declaración responsable donde se acredite que durante los catorce días previos a la incorporación de cada pequeño éste no ha padecido ningún problema respiratorio, tos, fiebre, cansancio, falta de aire, o bien no ha permanecido en contacto con personas con estos síntomas.

Cada centro deberá dotar de material de protección a los empleados, ventilar todas las instalaciones al menos quince minutos de la apertura diaria, disponer aseos separados para los niños y empleados, y desinfectar los espacios al final de cada jornada, incluido el calzado de toda persona que entre en el recinto.

Esta guía de recomendaciones afecta a los centros infantiles (0-3 años) sostenidos con fondos de la Junta de Castilla y León dentro del programa Crecemos, en colaboración con las diputaciones provinciales, para facilitar la educación desde edades tempranas y conciliar, por otra parte, la vida familiar y laboral de sus responsables.

Los centros se encuentran en pequeños municipios del medio rural, según las mismas fuentes.

En la actualidad constan inscritos 791 centros y escuelas infantiles de Castilla y León dentro del Registro de Centros infantiles para la conciliación de la vida familiar y laboral que gestiona la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades. EFE