EFEValladolid

Unos 2.500 jóvenes de Castilla y León y de otras comunidades han aprovechado el tiempo de confinamiento por el coronavirus para formarse como monitores de ocio y tiempo libre, a través de los cursos que han sido programados de modo online por el Instituto de la Juventud a través de las Escuelas de Animación Juvenil de Tiempo Libre de esta Comunidad.

En un comunicado, la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades ha destacado que Castilla y León ha sido la única Comunidad Autónoma de España que ha ofrecido cursos de educación no formal durante este período de tiempo para la adquisición, por parte de jóvenes, de la titulación necesaria que les permita trabajar como monitor de ocio y tiempo libre, coordinador de tiempo libre y necesidades educativas especiales.

En estos momentos son 26 las Escuelas de Animación Juvenil de Tiempo Libre que han sido autorizadas a impartir de forma extraordinaria la fase teórica de las titulaciones en cuestión, sustituyendo las horas presenciales por metodologías activas a través de plataformas por internet que ofrecen diversas funcionalidades para un aprendizaje eficaz.

Hasta la fecha, se han comenzado -o se están desarrollando- 125 cursos telemáticos (80 cursos de Monitor de TL, 29 cursos de Coordinador de TL y 16 cursos de Necesidades Educativas Especiales, que permitirán a unos 2.500 alumnos poder obtener la superación de esa fase para luego completarla con prácticas para garantizar su adecuada preparación.

De esta manera, se pretende potenciar el desarrollo profesional en relación con el cuidado de los menores que durante el año acuden a campamentos y otras actividades de tiempo libre, ha explicado la Junta en su comunicado.

Estas entidades han elaborado un decálogo de buenas prácticas para la formación en el tiempo libre que eleva el nivel de exigencia de acuerdo con lo previsto en la norma, para tratar de conseguir una mayor calidad formativa.

Así, las 26 Escuelas que imparten los cursos han suscrito el código auto regulatorio como compromiso con los alumnos y la sociedad, mientras que el Instituto de la Juventud, por su parte, está realizando una actuación inspectora oficial a todas las Escuelas que imparten los cursos telemáticos autorizados en la vigilancia y comprobación del cumplimiento adecuado de los requisitos legales exigibles con el fin de garantizar la calidad de la formación.EFE

orv