EFEValladolid

El Día de la Provincia de Valladolid se ha celebrado este sábado, tras la suspensión del 2020, con un recuerdo a los 1.294 vecinos fallecidos a causa de la pandemia, "una herida que va a tardar mucho en cicatrizar" según el presidente de la Diputación, Conrado Íscar.

Durante un acto celebrado en el Centro Cultural Miguel Delibes para garantizar el distanciamiento social, los alcaldes de todos los municipios han celebrado el día de la provincia, aunque no han acudido los regidores socialistas tras la polémica del tuit del Grupo Municipal Popular de la capital en el que se animaba a "tomar el ayuntamiento y acabar con el alcalde al estilo Mussolini".

Tras manifestar el "dolor y la rabia" que supone la pandemia y sus efectos en Valladolid, el presidente de la Diputación ha apelado a la unión de la provincia y ha agradecido a los alcaldes, "sin distinción de siglas", su trabajo "encomiable" desde que comenzó la crisis sanitaria para conseguir EPIs o hacer frente a los confinamientos.

El presidente provincial ha agradecido a todos los ediles que hayan apoyado a los vecinos en la reivindicación de la apertura de los consultorios médicos, "que tienen que recuperar de manera definitiva la prestación del servicio tal y como se realizaba antes de la pandemia", ha reclamado.

Ha agradecido el apoyo de todos los grupos políticos de la Diputación para sacar adelante el Plan de Choque y la ayuda en el posterior Plan V, en un momento en el que advierte que es necesario "mirar de reojo" las cifras de contagio mientras se recupera la normalidad.

Durante un acto en el que han estado presentes representantes sociales, económicos, civiles y militares de la provincia, el presidente de la Diputación ha augurado un futuro marcado por la sostenibilidad y la digitalización, y en que es necesario adaptar los servicios sociales a las nuevas realidades de atención a los mayores.

Ha pedido modernizar el trabajo de las diputaciones provinciales ya que defiende que han demostrado ser "absolutamente imprescindibles en el mundo rural", por lo que ha aplaudido medidas como las líneas de ayudas para revitalizar la creación de empleo y para hacer de la provincia "una tierra de oportunidades", en la que se ha incrementado la inversión en los pueblos un 55 por ciento.

Ha pedido también al Gobierno de España y a la Junta de Castilla y León que aprovechen los fondos europeos para la digitalización, y así alcanzar la cobertura total del territorio provincial antes de 2025 como prometieron.

Íscar ha anunciado que el equipo de gobierno pretende cambiar la fecha del próximo Día de la Provincia y adelantarlo a primavera para disfrutar de una celebración al aire libre, manteniendo la solemnidad del acto, pero "abriendo una parte festiva a las mujeres y los hombres que viven en nuestros pueblos".

Tras el discurso de Íscar se ha nombrado a todos los alcaldes de la provincia y varios han subido al escenario, lo que ha provocado un emotivo aplauso de todos los asistentes al acto.

Algunos regidores han intervenido y han destacado que el valor de la provincia lo dan "sus personas" y han reclamado cuestiones como la conectividad en los pueblos. EFE