EFEBurgos

La compañía aeronáutica Aciturri facturó 302 millones de euros en 2018, uno menos que el ejercicio anterior, y espera recuperar este año la senda de crecimiento que mantenía en ejercicios anteriores, según ha informado la empresa este martes en un comunicado.

Además, el estado de información no financiera y la memoria del ejercicio de 2018 recoge que durante el pasado año el grupo Aciturri redujo su deuda financiera de 91 a 67 millones de euros

Aciturri incluye en el documento la información sobre estados no financieros, identificados siguiendo los principios de inclusión de los grupos de interés, contexto de sostenibilidad, materialidad y exhaustividad.

Entre esos datos destaca que el 53% del gasto de la compañía en proveedores se destina a proveedores locales y que todas las compras de la compañía se realizan a empresas en las que previamente se evalúan sus criterios éticos y sociales.

Entre los principales logros en materia social destaca el bajo índice de accidentabilidad registrado en las plantas de la compañía, muy por debajo del promedio del sector.

La firma, con sede social en Miranda de Ebro (Burgos), ha destacado la puesta en marcha de iniciativas compartidas con otras entidades tales como el Programa Bebot para el impulso de vocaciones científico-tecnológicas en la población infantil y juvenil, o la aceleradora de proyectos industriales “Polo Positivo”, creada con el objetivo de identificar y potenciar proyectos de emprendimiento en el ámbito industrial.

Desde el punto de vista medioambiental, Aciturri ha puesto en marcha diversas iniciativas para minimizar su huella de carbono y ha reducido la cantidad de residuos peligrosos depositados en vertederos en más de 58 toneladas, al tiempo que ha reducido un 25% su consumo de herramientas.

El grupo de componentes aeronáuticos Aciturri cuenta en este momento con varias plantas en España y Portugal con una superficie total de 77.000 metros cuadrados y más de 1.500 empleados. EFE