EFEValladolid

La Asociación de Empresarios de Supermercados de Castilla y León, Asucyl, ha recomendado a los compradores elaborar listas para evitar desechar productos y para permanecer poco tiempo en los establecimientos, un servicio de carácter "esencial, no de ocio", como entiende la mayoría de la población.

La secretaria general de esta organización con presencia en las nueve provincias de la Comunidad, Isabel del Amo, ha explicado a Efe que ahora, al llegar al úndecimo día de vigencia del estado de alarma por el coronavirus, las compras ya se efectúan de manera más "racional".

Ha reconocido que las fechas previas a la declaración del estado de alarma sí se registró una afluencia a los supermercados mucho mayor de la habitual, un comportamiento que ahora ya ha cambiado, debido a que el consumidor ha comprobado que los establecimientos están abiertos y continúan abastecidos.

En la actualidad, se ha constatado un mayor número de clientes a primeras horas de la mañana, en una situación que se está normalizando y que abarca el cumplimiento de las medidas de seguridad de distanciamiento por parte de la gran mayoría de los usuarios.

Del Amo ha descartado incluir un mínimo gasto de compra -hay sugerencias de unos treinta euros-, para evitar que los compradores acudan varias veces al día a los establecimientos y sí ha abogado porque los usuarios hagan una lista de productos para no tener que tirar los sobrantes que no se necesitan, para que sea más ágil el flujo de clientes y para acudir menos veces a los locales.

"Las listas siempre son aconsejables", ha recordado la representante de Asucyl, quien ha calificado de "anecdóticos" los casos de personas que salen varias veces de sus casas al día con la excusa de ir a comprar, ya que la mayoría de la gente es "responsable" y ha entendido que las compras en supermercados son un "servicio esencial, no de ocio".

Ha explicado que los trabajadores de estos establecimientos ya disponen o contarán en breve con medidas de seguridad para evitar contagios, tales como mamparas en el caso de las líneas de caja que separen clientes de empleados.

Por la parte que corresponden a los clientes, ha recordado la necesidad de usar guantes, que suelen proporcionar los establecimientos a la entrada de los recintos, y tirarlos a la papelera tras su uso, no dejarlos en el carrito o la cesta.

También ha citado entre los consejos a los usuarios pagar con tarjeta en lugar de dinero. EFE

erbq