EFEValladolid

El consejero de Empleo e Industria de Castilla y León, Germán Barrios, ha calculado este sábado en 424 millones de euros las medidas dispuestas para paliar el primer golpe de la crisis del coronavirus en cuanto al apoyo al mantenimiento del empleo y al tejido productivo.

El consejero, en rueda de prensa telemática acompañado de la consejera de Sanidad, Verónica Caaado, para evaluar la situación actual derivada del COVID-19, ha desglosado las medidas para afrontar la crisis y ha matizado que, a esos 424 millones, se suman otros 64 en materia de políticas locales.

Ha citado entre las actuaciones programadas el destino de setenta millones de euros en ayudas "directas" para compensar económicamente a los trabajadores que hayan perdido poder adquisitivo, autónomos que los están pasando mal y pymes y micropymes que necesitan apoyo.

Se ha referido también a 142 millones de euros para inyectar liquidez s empresas, autónomos y al aplazamiento de pagos de tributos que son competencia de Castilla y León.

El consejero ha incluido en estas medidas 112 millones de euros en ayudas variadas al conjunto empresarial y a impulsar la liquidez y a 92 millones para la industria puntera que hace que exista abastecimiento suficiente en el ámbito del sector primario y la industria agroalimentaria.

Un refuerzo de ocho millones para las personas más vulnerables, ademá de veintisiete millones de euros aprobados el pasado consejo de Gobierno para financiación urgente de entidades locales condicionando once millones a empleo.

En definitiva, 424 millones de euros a los que se sumarán 64 en políticas locales para un primer golpe de la crisis que sufrirán trabajadores y empresas, ha resumido Barrios.

Ha anunciado que serán necesario intensificar las ayudas y ha asegurado que no se va a dejar de lado al sector servicios y al de la construcción, con los que se trabaja desde distintos ámbitos.

El consejero ha matizado que las cantidades destinadas a estas actuaciones son insuficientes ya que es necesaria la financiación del Estado y un plan de contingencia dentro de los principios de coordinación y solidaridad entre administraciones, y ha demandado al Gobierno un plan de choque y un plan sobre el reinicio de la actividad para el futuro próximo.

"Necesitamos más financiación del Estado", ya que éste se puede financiar con más endeudamiento o pidiendo a la Unión Europea medida financieras extraordinarias. EFE

erbq