EFEHinojosa del Campo (Soria)

El consejero de Agricultura, Ganadería y Medio Rural, Jesús Julio Carnero, ha subrayado el compromiso "claro, contundente y determinante" de la Junta con la ampliación del regadío en la Comunidad, por sus ventajas económicas y sociales y ser un instrumento para afrontar la lucha contra la despoblación.

El consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural y el presidente de la Comunidad de Regantes 'La Asomadilla', de Hinojosa del Campo (Soria), Rubén Delso, han formalizado un convenio para realizar el proyecto de transformación del regadío de 497 hectáreas de este pueblo soriano de la comarca de Gómara.

Carnero ha apuntado que el compromiso del Gobierno autonómico con el regadío es "claro, contundente y determinante" y abarca que en esta legislatura se transformen o modernicen 30.000 hectáreas de regadío en la Comunidad, de las cuales ya se ha acometido el 63 por ciento.

"Nuestra prioridad es incrementar ese número de hectáreas y por ello estamos trabajando con el Ministerio de Agricultura para que gracias a los fondos de recuperación y resiliencia se materialice la modernización de 1.400 hectáreas del canal Ines (San Esteban de Gormaz)", ha apuntado.

"Para nosotros, transformar y modernizar los regadíos es prioritario porque supone una manera de afrontar la lucha contra la despoblación, de forma clara y determinante", ha resaltado.

Carnero, que ha subrayado que los tres elementos más importantes para la agricultura actual son la incorporación de jóvenes, innovación y nuevas tecnologías e infraestructuras de regadío, ha puesto en valor las bondades del regadío desde el punto de vista ambiental, económico y social.

En este sentido ha recalcado que el regadío permite un cultivo marcado por diversificación, en la línea de la PAC, e incrementa de forma exponencial el valor agregado bruto agrario, en torno a tres veces lo que sería un cultivo de secano.

"Donde hay regadío hay personas y se incrementa la densidad de población por tres", ha resaltado.

A preguntas de los periodistas, Carnero ha subrayado que el objetivo del presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, y su gobierno es cumplir con este plan de regadío, por ser una de las políticas importantes para el medio rural y el mundo agrario.

Para el consejero, lo que dificulta el paso del secano al regadío son los actos previos a la propia transformación, como la concentración parcelaria.

Carnero ha informado además de que, en la reunión de la comisión delegada de asuntos económicos de la Junta, se ha aprobado el inicio de la tramitación del Plan Soria Conectada y Saludable, "un plan fundamental en la lucha contra la despoblación".

La transformación de regadío en Hinojosa del Campo supondrá 6.391.947 euros que serán financiados en un 76 por ciento por el Instituto Tecnológico Agrario de Castilla y León (Itacyl), concretamente 4,85 millones de euros, y en un 24 por ciento por la Comunidad de Regantes, 1,53 millones de euros.

La transformación de las 497 hectáreas permitirá el empleo de 62 agricultores, con la vista puesta en que esté en marcha en el inicio 2023. EFE