EFEValladolid

El consejero de Economía y Hacienda, Carlos Fernández Carriedo, ha afirmado este martes que "crear nuevos impuestos" no es la solución para el cierre de las minas y de las térmicas, sino que lo que el Gobierno debía haber hecho es "fijar un período más amplio para la transición energética".

Ha realizado estas declaraciones a los medios, antes de clausurar la jornada "Abriendo la Administración a la ciudadanía", y tras ser cuestionado por la intención del Gobierno central de fijar una tasa transfronteriza al carbón, que sea compatible con las reglas del comercio multilateral.

Al parecer, la tasa consistiría en una compensación económica en frontera por las importaciones de países que cuenten con exigencias medioambientales por debajo de las europeas.

"Lo que se debería haber hecho es haber ido al ritmo de otras zonas europeas y otros países en el cierre de las minas, como Alemania o Polonia, que han fijado un período más amplio para el cierre de estas, de cara a cumplir con la transición energética", ha insistido Carriedo.

En su opinión "el gobierno ha cometido un error al adelantar" el cierre de las minas y las térmicas y, Castilla y León, "a consecuencia de esta decisión del gobierno, puede sufrir un efecto negativo desde el punto de vista de los fondos europeos que puedan venir a la Comunidad".

Esta situación, "no se va a solucionar poniendo más impuestos", sino que la actuación tenía que haber sido distinta, ampliando ese plazo para la transición energética "que hubiera causado menos perjuicio social en términos de empleo y riqueza para nuestra tierra", ha añadido. EFE