EFESalamanca

El secretario general de CC.OO, Unai Sordo, ha considerado "razonablemente satisfactorios" los resultados del Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva (AENC) suscrito por CEOE, Cepyme, CC.OO y UGT, al haberse traducido en un aumento de los salarios por encima de la inflación y productividad.

Lo ha señalado este miércoles en Salamanca durante una rueda de prensa previa a la celebración de una asamblea con delegados y delegadas del sindicato en la que ha festejado ese incremento de los salarios dado que esta situación no se había producido en España desde 1995.

Sordo ha enmarcado ese aumento del último año en el "proceso de negociación colectiva y de convenios en este país" materializado en el AENC, un acuerdo que según sus palabras ha logrado "cambiar la tendencia de los salarios que se estaba produciendo en España desde la salida de la crisis".

A pesar de esa valoración "razonablemente satisfactoria", ha subrayado que no es absoluta porque la subida de salarios se ha quedado entre el 2,22 y el 2,23 por ciento cuando existe margen para llegar al 3 por ciento.

Tras abogar por otra subida del Salario Mínimo Interprofesional (SMI), el sindicalista ha apostado por "corregir" las reformas laboral, de las pensiones y la política fiscal porque son políticas que "se hicieron para devaluar los salarios y siguen intactas".

Asimismo, se han inclinado por rebajar "el diferencial de presión fiscal con Europa" como forma de "reducir el déficit de las pensiones y abordar la reforma de la financiación autonómica".

Sobre la disposición mostrada ayer por el presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, a sentarse a negociar con los sindicatos para mejorar determinados aspectos de la reforma laboral, Sordo lo ha condicionado a la aplicación de los convenios colectivos.

También a "modificar la ultra-actividad para su desaparición y que no se permita que los convenios de empresa reduzcan los salarios básicos de los convenios sectoriales".

"Si la CEOE asume que estas materias se aborden, podremos entendernos", ha apostillado el secretario general de CC.OO, quien no obstante ha insistido en que la reforma laboral "sigue siendo el mayor lastre que tienen los salarios y la calidad del empleo en España".

En este sentido, ha puesto en tela de juicio las declaraciones de la ministra de Economía en funciones, Nadia Calviño, a la que le ha recomendado tener "mucha más precaución", y en las que ha abogado por modernizar el sistema de relaciones laborales.

"No hay cosa menos moderna que pagar salarios de miseria, así como utilizar las plataformas digitales para seguir explotando a los trabajadores", ha apostillado antes de calificar la reforma de 2012 de "antigua, resignada, que pretende entregar todo el poder al empresario y hacer de las empresas cortijos: está pensada para bajar salarios".

Asimismo, ha reclamado la "corrección y derogación" de la reforma de las pensiones de 2013 porque, de lo contrario, CC.OO impulsará un proceso de movilización.

Finalmente, ha estimado la necesidad de "abordar la política de ingresos del sistema de pensiones donde hay una batería de medidas que habría que empezar a adoptar cuanto antes". EFE