EFEValladolid

La que fuera consejera de Hacienda de Castilla y León durante 16 años, cuatro legislaturas entre 2003 y 2019, Pilar del Olmo, ha augurado que "el futuro para las arcas autonómicas es más que duro" como consecuencia del endeudamiento "necesario" que han tenido que asumir para hacer frente a la pandemia del coronavirus.

En una entrevista con EFE, Del Olmo ha adelantado que el gasto de ahora "lo vamos a pagar en el futuro" y cree que en "dos o tres años" las administraciones tendrán que "hacer ajustes y restricciones presupuestarias", para pagar el endeudamiento que Europa ha permitido para afrontar esta coyuntura pandémica.

"No es ya que las entregas a cuenta vayan a ser menores a las actuales, es que las liquidaciones, como consecuencia de los cálculos mal hechos, van a llevar a devolver dinero al Estado", ha argumentado Del Olmo, quien ha recordado que eso ya lo vivió su departamento cuando se tuvieron que articular mecanismos de aplazamiento para pagar el exceso de financiación calculado por el Gobierno central.

Esas rémoras "pesan como una losa", ya que recursos que se tendrían que destinar a la prestación de servicios acaban en el pago de la deuda, ha reconocido Del Olmo, convencida de que el futuro para las arcas autonómicas "es más que duro" por estos condicionantes, por más que en este 2021 los presupuestos de Castilla y León hayan alcanzado su tope histórico ayudado por límites de endeudamiento que posteriormente habrá que pagar.

Ha reconocido que "había que apostar por la sanidad" en esta situación, aunque ha echado en falta que haya, por parte de todas las administraciones, "más ayudas para los sectores productivos", ya que "se les ha obligado a cerrar" sus establecimientos sin que en España se hayan replicado modelos de ayudas directas como los articulados en Francia o Alemania.

Como alternativas a estos sectores, Del Olmo ha preconizado el establecimiento de "impuestos bajísimos" hasta recuperar el fuelle, en lugar de permitir "aplazar el pago de impuestos", al entender que una vez superada la crisis tienen que afrontar su pago igualmente.EFE

orv

(foto)