EFEValladolid

La Agencia Tributaria ha devuelto ya en Castilla y León, a mitad de campaña de la declaración del IRPF de 2018, un total de 181,5 millones, un 10 por ciento más que la del año anterior por estas fechas, a 274.627 contribuyentes.

Estos datos fueron ofrecidos este martes por la delegada especial de la Agencia Estatal de Administración Tributaria de Castilla y León, Georgina de la Lastra, tras mes y medio de campaña de la renta de 2018.

Cuando este martes la Agencia Tributaria ha abierto la asistencia presencial, el número de declaraciones que ya han recibido la devolución es un 8,13 por ciento superior al de la campaña pasada a igualdad de fechas.

Según la delegada especial, esta agilización en los pagos se ha producido de manera paralela a la aceleración de las presentaciones y al nuevo impulso a las dos vías alternativas a la web, como la aplicación móvil y el plan "Le Llamamos".

Esto ha facilitado que 415.720 contribuyentes de Castilla y León hayan presentado su declaración, 23.000 más, lo que supone un 5.99 por ciento que en la campaña anterior.

Esta aceleración de las presentaciones afecta tanto a las que tiene un resultado a devolver, 346.392, con un incremento del 5,85 por ciento, como a ingresar, 57.004, con un aumento del 7,14 por ciento.

Desde hoy se ha abierto la asistencia presencial en las oficinas de la Agencia Tributaria, para lo que es necesario una cita previa que se abre de manera progresiva con el objeto de mitigar una eventual pérdida de citaciones.

La delegada especial de la Agencia Tributaria ha recordado que en la campaña anterior se perdían más de 25 por ciento de las citas que eran pedidas por el declarante con más de una semana de antelación. EFE