EFEValladolid

El 93% de las empresa familiares de Castilla y León ha resultado afectada en su actividad por la pandemia de la covid-19, aunque ninguna se ha visto obligada a cerrar de manera indefinida.

Este dato se desprende de una encuesta que ha llevado a cabo en marzo pasado la Asociación Empresa Familiar de Castilla y León (EFCL) entre sus 167 compañía asociadas para conocer cómo ha influido la crisis del coronavirus en su actividad empresarial y que ha sido esbozada en un rueda de prensa este martes por su presidenta, Rocio Hervella, y por el director general, Eduardo Estévez.

Según dicha encuesta, ninguna se ha visto obligada a cerrar de manera total, aunque alguna lo ha hecho de manera temporal para poder recuperar la actividad más tarde y mucha se han visto en la obligación de recuririr a medidas extraordinarias.

Entre las medidas extraordinarias más recurridas figuran el teletrabajo, los expedientes de regulación temporal de empleo y el adelanto de las vacaciones.

Ha existido una mayoría de empresas que se ha quejado de la tardanza de las administraciones en el abono de los Erte a los trabajadores y que algunos empresarios se han visto obligados a recurrir a su patrimonio personal.

Pero además la pandemia ha tenido influencia en el empleo de la empresa familiar, mayoritariamente pequeña, y así el 39,5% de las asociadas ha reconocido que ha tenido una disminución del empleo entre el 1 y el 20%.

Los sectores de la empresas familiar más afectados en su actividad por la pandemia han sido el de comercio, la hostelería y las actividades vinculadas al turismo.

También, aunque en menor medida y a pesar de que "ha estado tirando del carro",, la actividad de la industria agroalimentaria, en cuanto depende en un 40% de las ventas de la hostelería y la restauración.

La presidenta de la Asociación Empresa Familiar ha evitado pronunciarse sobre la conveniencia de levantar el estado del alarma, con el argumento de que no es experta sanitaria, pero después de dejar claro que lo primero es combatir la pandemia ha exigido que "si hay mejores prácticas que se implementen cuanto antes para reactivar la economía".

Rocío Hervella ha presentado en rueda de prensa el Plan Estratégico Horizonte 24 con el objetivo prioritario para los próximos tres años de ayudar a las empresas familiares a desarrollarse y transformarse dentro de una sociedad más sostenible.

Según ha explicado uno de los retos del plan es ayudar a las empresas en su digitalización, en la formación de sus directivos y trabajadores y en la creación de empleo, principalmente el dirigido a los jóvenes.

La Empresa Familiar de Castilla y León cuenta con 168 asociadas, con una facturación global del 19,5% del PIB regional, y dan empleo al 10,50% de la población ocupada en el sector privado. EFE