EFEValladolid

El Gobierno ha desplegado en Castilla y León más de 1.300 millones de euros del Plan de Recuperación, Transformación y Resilencia, de los que 878 ya han sido transferidos al Ejecutivo autonómico, mientras otros 440 han sido ejecutados directamente en la Comunidad por la Administración General del Estado.

La delegada del Gobierno en Castilla y León, Virginia Barcones, ha dado a conocer estos datos en rueda de prensa, en la que ha explicado las cantidades invertidas por el Ejecutivo central en la Comunidad dentro del Plan de Recuperación.

Ha concretado que Castilla y León se ha situado como la quinta autonomía que más dinero ha recibido, por detrás de Andalucía, con 2.258 millones, Cataluña, 1.930, Madrid 1.467 y la Comunidad Valenciana 1.254, mientras ha Castilla y León han llegado 878 millones.

Barcones ha confiado en la lealtad institucional y la cogobernanza y, "sin ánimo de polémica", ha recalcado que tiene que ser la Junta la que diga cómo ejecutar esas asignaciones presupuestarias y ha recordado que, lo que no se ejecute, tendrá que devolverse.

Para la delegada del Gobierno, sería importante que estas cifras se presentaran por parte del Ejecutivo autonómico con transparencia y se conocieran los criterios y asignaciones.

A las cantidades expuestas, Barcones ha unido los 416 millones de euros transferidos a la Junta desde el programa REACT EU para fortalecer el estado del bienestar, blindar los servicios públicos y reactivar la economía tras el impacto de la covid-19.

En Castilla y León, el despliegue de inversiones por parte de la Administración General del Estado ha beneficiado ya a más de 1.500 participantes en las más de 75 convocatorias de ayudas resueltas, de los cuales 1.220 son entidades locales y organismos públicos; más de 145 son empresas, fundaciones y centros de investigación y unas 80 son personas físicas.

Las empresas y entidades de la región participan de momento en seis de los nueve PERTE ya puestos en marcha por el Gobierno. Se trata de los PERTE del Vehículo Eléctrico Conectado; Salud de Vanguardia; Aeroespacial; Economía Circular; Energías Renovables; Hidrógeno Renovable y Almacenamiento y Agroalimentario.

La comunidad participa también en dos Planes Complementarios de Ciencia –dedicados a materiales avanzados y a comunicación cuántica-, que suponen una inversión conjunta de 4,1 millones de euros.

Además, Castilla y León es la comunidad autónoma en la que se están realizando mayores inversiones para la extensión de la banda ancha, circunstancia que Barcones ha considerado clave para buscar el desarrollo de la Comunidad y la cohesión social y territorial.

En concreto, el Gobierno de España destina 54 millones de euros, más del veinte por ciento del total del programa ÚNICO-Banda Ancha, a Castilla y León.

La delegada del Gobierno ha señalado que los fondos europeos están llegando a la economía española y las convocatorias de ayudas resueltas por la Administración General del Estado benefician ya a más de 11.500 proyectos del país.

Están siendo ejecutados por más de 6.000 empresas, más de 1.000 entidades locales y más de 2.400 universidades y centros tecnológicos.

En conjunto, el Gobierno ha autorizado la ejecución de casi el 60% de los fondos del Plan de Recuperación para 2021 y 2022.

Estos fondos llegan a la economía mediante ayudas, licitaciones de obras, instrumentos financieros, créditos u otras formas de participación en capital, así como a través de importantes rebajas fiscales, como es el caso de los incentivos a la rehabilitación de viviendas para la mejora de la eficiencia energética o para la aceleración del despliegue del 5G.

La delegada del Gobierno ha indicado que en 2022 se pondrán en marcha todos los Proyectos Estratégicos para la Recuperación y la Transformación (PERTE) y se acelerará el despliegue de inversiones, aumentando el impacto directo sobre la actividad económica, la creación de empleo.

A estas medidas se suma el Plan de Respuesta a la invasión rusa a Ucrania, con el que se da un impulso urgente a aquellas inversiones que refuerzan la autonomía estratégica de España en el ámbito energético, tecnológico, agroalimentario y en el de la ciberseguridad.

El Plan de Recuperación es “un plan de país para transformar y modernizar España, pero también Castilla y León y sus nueve provincias. Es una oportunidad histórica que requiere de la cooperación leal entre las administraciones y la cogobernanza”, ha resumido. EFE

erbq

(foto)