EFEValladolid

La asociación Empresa Familiar de Castilla y León ha calculado que la recuperación económica a niveles previos a la crisis derivada de la pandemia de la covid llegará a esta Comunidad en el segundo semestre de 2021, con la mitad de empresarios consultados convencidos de que recuperarán sus registros de empleo y facturación en ese momento.

En un comunicado, Empresa Familiar ha explicado que en esta consulta a sus asociados que realizan de forma periódica se aprecia que ha bajado el porcentaje de empresas afectadas negativamente por la pandemia, ya que el 85% de ellas ya no tiene empleados en ERTE y el 21% ha incrementado sus empleos.

Según la encuesta de EFCL, el 54% de los empresarios familiares confía en retornar a los niveles de empleo previos a la pandemia en el segundo semestre de 2021, frente al 12% que apunta al primer semestre de 2022, el 18% que estima que lo hará en el segundo semestre del ese año, y un 15% que aplaza la recuperación a 2023.

En la misma línea, el 48,5% de los encuestados espera recuperar los niveles de facturación previos a la crisis en el segundo semestre de 2021, si bien un 15% lo traslada al primer semestre de 2022 y otro 18% al segundo semestre, el mismo porcentaje que cree que se producirá a partir de 2023.

En general, el sondeo confirma la tendencia positiva que se ha venido constatando en las encuestas realizadas por EFCL a sus asociados en enero y marzo, dado que vuelve a mostrar un descenso en el porcentaje de empresas afectadas negativamente por la pandemia, que ahora se sitúa en el 67%, nueve puntos menos que en la encuesta anterior.

A su vez, aumenta 6 puntos, hasta el 45,5%, el porcentaje de encuestados que afirma que la pandemia no está afectando al empleo en su empresa, y sube hasta el 21% el porcentaje que asegura que ha incrementado su plantilla, 3 puntos más que en marzo.

Además, el 85% de los empresarios confirma que no mantiene empleados en ERTE en su empresa en estos momentos y baja hasta el 33% el porcentaje que reconoce que ha tenido que reducir el empleo.

En relación con el ámbito laboral, la encuesta vuelve a reflejar que el absentismo sigue siendo una preocupación importante en las empresas, ya que ha aumentado en el 58% de los encuestados.

A pesar de esta buena evolución, más del 60% de los empresarios consideran como muy mala la situación económica actual en España, que califican con 2,4 puntos de media sobre 10.

Los empresarios tampoco aprueban la situación económica de Castilla y León, aunque mejora la nota ligeramente hasta un 3,2.

Del mismo modo, vuelve a subir el descontento de las empresas respecto a la gestión de las administraciones, que obtiene un rotundo suspenso, tanto en el caso del Gobierno central (1,4 puntos), como en el de la Junta de Castilla y León (2,9 puntos).

Los acuerdos políticos destacan como la principal medida que las empresas consideran necesaria para la recuperación, seguida de la adopción de reformas estructurales de calado, un aprovechamiento eficiente de los fondos y las soluciones sanitarias.EFE