EFEMoraleja del Vino (Zamora)

España defenderá en la próxima reunión de ministros de Agricultura de la UE que se apliquen con "flexibilidad" los fondos de los ecoesquemas, unas nuevas ayudas complementarias que primarán las prácticas agroganaderas medioambientales y sostenibles en la nueva Política Agrícola Común (PAC).

Durante su visita al municipio zamorano de Moraleja del Vino, el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, ha explicado que frente a la propuesta de la Presidencia alemana para que esa flexibilidad se aplique únicamente en los años 2023 y 2024, "España va más allá" y reclama que se extienda a todo el periodo comunitario, hasta el 2027.

Eso permitirá que, en caso de que no se ejecute todo el montante económico destinado cada año a las ayudas de los denominados ecoesquemas, ese dinero no se pierda.

Al respecto, Planas ha declarado que la propuesta del Consejo Europeo de que el 40 por ciento de los fondos totales de la PAC se destinen a objetivos ambientales debe juzgarse sobre el conjunto del periodo europeo "y no año a año, porque si no nos dificultaría mucho la aplicación de la nueva PAC".

También ha subrayado la importancia de estos ecoesquemas que constituyen una novedad en la nueva PAC y que, junto a la ayuda básica a la renta, supondrán uno de los instrumentos que vean aumentados sus ingresos los agricultores y ganaderos que "responden a las necesidades de lucha contra el cambio y de preservación del medioambiente".

La postura del Gobierno español en el Consejo de Ministros de Agricultura de la Unión Europea que se celebrará el lunes y el martes de la próxima semana será la de que el 20 por ciento de las ayudas PAC del primer pilar se destinen a los ecoesquemas.

Con ello se pretende que supongan "un incentivo" pero la parte sustancial siga siendo "la ayuda y el apoyo a la renta".

Planas ha defendido igualmente que los ecoesquemas sean obligatorios para todos los estados miembro y cada país tenga un catálogo de posibles ecoesquemas entre los que agricultores y ganaderos puedan escoger y que puedan aplicar para así recibir ayudas complementarias.

En cualquier caso, para los solicitantes de la PAC la aplicación de esos ecoesquemas será siempre voluntaria, según ha recordado el ministro.

Luis Planas ha calificado de "gran éxito" de España la negociación de la nueva Política Agrícola Común 2021-2027, ya que el país va a recibir más de 6.800 millones de euros anuales en ese periodo para el apoyo a los agricultores, ganaderos y el mundo rural.

La cuantía, que asciende a 47.682 millones de euros de ayudas PAC para el conjunto del periodo, se eleva a más de 7.500 millones de euros anuales si al dinero aportado por Europa se suma la confinanciación de los Gobiernos de España y autonómicos.

El titular de Agricultura, Pesca y Alimentación ha destacado que la ganadería extensiva y las ayudas acopladas a sectores como el de la remolacha tendrán un lugar "preeminente" en la nueva PAC, que va a ser "muy potente".

Junto a la rentabilidad, la Política Agraria Común de los próximos años estará marcada por la sostenibilidad y la respuesta a retos como el relevo generacional o la digitalización.

Luis Planas ha asegurado que la nueva PAC "no es un punto y seguido, sino un punto y aparte" ya que en vez de basarse en criterios que impone Bruselas, si no que cuenta con un plan estratégico nacional de cada Estado para ver las necesidades antes de implementar las medidas concretas, que se definirán la próxima primavera. EFE

1010037

aff/orv

(foto)