EFEBurgos

El presidente de la Confederación de Asociaciones de Hostelería de Castilla y León, Fernando de la Varga, ha pedido este martes al secretario autonómico del PSOE, Luis Tudanca, que inste a la Junta y al Gobierno central a informar con tiempo de las medidas que afectan al sector, diálogo antes de tomarlas y ayudas gestionadas también con el consenso de los afectados.

De la Varga se ha reunido en Burgos con Tudanca, en un encuentro al que también han asistido el alcalde de la ciudad, Daniel de la Rosa, y la diputada y secretaria provincial del PSOE, Esther Peña.

Tras el encuentro, De la Varga ha explicado a los periodistas que las medidas para los afectados por las restricciones provocadas por la pandemia “apenas han evolucionado”.

Ha insistido en que los empresarios de hostelería tienen que planificar cualquier movimiento en sus negocios para que no vuelva a suponer pérdidas económicas.

En este sentido, ha precisado que en este momento aún no saben qué va a pasar con los establecimientos de hostelería a partir del 9 de mayo, si finalmente decae el estado de alarma, como ha anunciado el presidente del Gobierno; pero “tampoco puede ser que nos enteremos de nuevas medidas a través de los medios de comunicación o el Boletín Oficial de Castilla y León horas antes de que entren en vigor”.

Además, ha asegurado que los datos demuestran que el cierre de la hostelería no es eficaz para frenar la pandemia.

En este sentido, ha puesto el ejemplo del cierre del interior de los establecimientos durante 14 días en 21 municipios, de los cuales sólo en cinco se ha reducido la incidencia para poder volver a abrir, mientras en once los contagios han subido un 20%.

Ha insistido también en la necesidad de mayor agilidad en el pago de las ayudas, porque si no llegan a todos o llegan demasiado tarde “ya no son ayudas”, ha dicho.

También Luis Tudanca ha pedido que las convocatorias de ayuda a los sectores afectados por la Covid acaben con el actual exceso burocrático, que sólo acarrea retrasos y más gastos para los posibles beneficiarios.

Tudanca considera que ahora se abre “una ventana de esperanza” para los afectados, con los 232 millones de euros en ayudas que aportará la administración general del Estado, a los que se sumarán 163 comprometidos por la Junta de Castilla y León, aunque para que sea efectiva se necesita diálogo con los sectores afectados y celeridad en la tramitación y el pago. EFE