EFEBurgos

La Consejera de Empleo, Ana Carlota Amigo, junto al director general de Economía Social y Autónomos, Juan Pablo Izquierdo, han visitado este miércoles el centro logístico de Pepsico en Burgos, en el que trabajan 63 personas del Centro Especial de Empleo (CEE) de Pro Salud Mental Burgos (PROSAME).

La entidad social de Prosame Burgos y la empresa PepsiCo colaboran desde 2017 pero ha sido este 2021 cuando las 63 personas con problemas de salud mental pertenecientes al CEE La Brújula han pasado a desempeñar puestos de trabajo en el Centro de Distribución que la empresa tiene en Burgos.

La Consejera se ha interesado por el tipo de trabajo que se desarrolla en estas instalaciones, consistente básicamente en la manipulación de algunos de los productos envasados, y que comienza con la recepción de los mismos con su identificación, etiquetado, trazabilidad, control de calidad y de stock, entre otras acciones.

Durante su visita, la consejera, que ha estado acompañada por la presidenta de la Asociación Prosame Burgos, María Jesús Murillo, ha elogiado la colaboración entre PepsiCo y Prosame.

Amigo ha defendido la necesidad de que las empresas y la sociedad en su conjunto asuman la inclusión laboral de las personas con discapacidad como una parte esencial de la sostenibilidad.

En este sentido, se ha referido al apoyo al empleo de los colectivos más vulnerables como una "prioridad en la agenda política y social" de la Consejería de Empleo e Industria, que destina gran parte de su presupuesto a este objetivo.

El CEE de PROSAME cuenta con noventa personas, de las que sesenta y tres trabajan ya en la planta logística de PepsiCo.

Los CEE son empresas de la economía social que tienen como principal objetivo proporcionar trabajo productivo y remunerado, adecuado a sus características personales, a las personas con discapacidad para promover su inclusión en el mercado laboral y garantizar su igualdad de oportunidades.

Con el fin de facilitar esta labor, la Junta de Castilla y León, a través de la Dirección General de Economía Social y Autónomos de la Consejería de Empleo e Industria, subvenciona la mitad del salario mínimo de estos trabajadores, porcentaje que se eleva al 55 por ciento en el caso de las personas que tienen una mayor dificultad de empleabilidad.

Asimismo, la administración autonómica financia los costes laborales del personal técnico y de apoyo que requieran los trabajadores, y colabora económicamente con las inversiones que se desarrollan en estos centros.

La Junta de Castilla y León ha venido apoyando también la labor de integración laboral realizada por el Centro Especial de Empleo de Prosame en Burgos, destinando ayudas por un importe global de 810.104 euros entre los ejercicios 2019-2021.

Prosame La Brújula S.L.U. es uno de los siete CEE que existen dentro de la red asociativa Salud mental Castilla y León, en el que desarrollan su actividad laboral 219 personas con problemas de salud mental. EFE

1010207

psb/rjh

(foto)