EFEValladolid

La Fundación Laboral de la Construcción, integrada por la patronal y los sindicatos UGT y CCOO, formó en Castilla y León en 2019 a 4.042 trabajadores, lo que supone un incremento del 23,6 por ciento con respecto a 2018.

Según recoge la memoria anual, la Fundación impartió el año pasado en esta comunidad 99.032 horas de formación, un 29,9 por ciento más que en 2018, en 537 cursos, que también crecieron en número, un 29,9 por ciento.

Los cursos más demandados fueron los relacionados con la prevención de riesgos laborales, elegidos por 3.411 trabajadores, el 84,4 por ciento de los alumnos, frente a un 15,6 por ciento, los 631 que optaron por una especialización en oficios y profesiones del sector.

En cuanto a la modalidad formativa, un 87,1 % de los alumnos se decantó por formación presencial, elegida por 3.520 trabajadores.

El curso que más atrajo en 2019 fue el de prevención de riesgos laborales para trabajos de albañilería, con 1.071 trabajadores, lo que representa el 26 por ciento de toda la formación impartida ese año.

Fue seguido del de nivel básico de prevención en construcción, que contó con 530 alumnos (un 12,9 % sobre el total de alumnos formados), y a continuación el de prevención de riesgos laborales para trabajos de instalaciones, reparaciones, montajes, estructuras metálicas, cerrajería y carpintería metálica, con 214 alumnos (un 5,1 %).

El perfil del trabajador que se formó en la Fundación en Castilla y León en 2019 fue muy similar al de años anteriores.

Se trata de un hombre (94,7 %), de entre 36 y 55 años de edad (27,6 %), aunque crece el número de alumnos ocupados (63,7 % del total), superando al número de trabajadores en situación de desempleo, el 36,3 % del total.

El porcentaje de alumnos extranjeros se situó en cifras muy similares a las de 2018: un 19,8 % del total. EFE