EFELeón

La Junta invertirá más de 20 millones de euros en el Centro de supercomputación de Castilla y León (SCAYLE), con sede en León, para ofrecer a instituciones, investigadores, empresas y emprendedores de la Comunidad una infraestructura tecnológica de primer nivel que, basándose en las últimas innovaciones del ámbito digital, contribuyan decisivamente a mejorar su competitividad.

Así se lo ha destacado este martes la consejera de Movilidad y Transformación Digital, María González Corral, tras inaugurar en el campus de Vegazana de la Universidad de León (ULe) el nuevo Centro de Proceso de Datos (CPD) del complejo en el que se integra SCAYLE.

También ha presidido la primera reunión de la legislatura del patronato de la Fundación Supercomputación Castilla y León, en la que se ha abordado el aumento exponencial de la potencia de cálculo y la capacidad de almacenamiento del supercomputador Caléndula.

"Sus características tecnológicas nos han permitido acceder a los instrumentos financieros europeos Next Generation, tanto a la ayuda REACT, enmarcada en los fondos FEDER, como al Mecanismo de Recuperación y Resiliencia (MRR)", ha explicado.

En concreto, los proyectos que se pondrán en marcha permitirán alcanzar los 10 PetaFLOPs de potencia de cálculo (actualmente tiene 0,5), los 20 PetaBytes para almacenamiento de datos (actualmente cuenta con 1) y los 128 TeraBytes de memoria RAM para ejecución de servidores virtuales (actualmente es de 16).

"Todo ello supone un salto muy importante en las prestaciones que ofrecerá a todo el entramado investigador y empresarial de Castilla y León", ha apuntado la consejera.

Por otra parte, ha avanzado que SCAYLE desarrollará, en la presente legislatura, dos programas en materia de computación y comunicaciones cuánticas que facilitarán la creación de un ecosistema de grupos de investigación y empresas en tecnologías avanzadas en este campo.

Se trata de Q-CAYLE, "programa de comunicaciones cuánticas de Castilla y León, con el objeto de mejorar la seguridad en las comunicaciones electrónicas", según ha indicado González Corral, y QUANTUM ENIA, que permitirá desarrollar un computador cuántico de altas prestaciones, "de los que únicamente habrá tres a nivel nacional y que se pondrá a disposición de la comunidad investigadora para el desarrollo de la Inteligencia Artificial (IA).

La consejera de Movilidad y Transformación Digital ha aprovechado la visita para inaugurar el nuevo Centro de Proceso de Datos (CPD) del complejo en el que se integra SCAYLE, ubicado en el CRAI-TIC de la Universidad de León, al que la Junta de Castilla y León ha destinado algo más de 500.000 euros y que pretende dar respuesta a la creciente demanda de servicios y nuevos proyectos de investigación e innovación.

El CPD es un conjunto de sistemas auxiliares que permiten el funcionamiento de los servidores que proporcionan la capacidad de cálculo del supercomputador, de almacenamiento, virtualización y los de la red de ciencia.

Estos equipos se alojan en unos armarios especiales, denominados racks, y requieren unas condiciones muy especiales de refrigeración, humedad, extinción de incendios y seguridad.

La sala que albergaba hasta ahora los componentes de Caléndula se había quedado sin espacio físico en el que alojar los nuevos equipos adquiridos por SCAYLE o cedidos por el Centro Nacional de Supercomputación (BSC-CNS) en el marco de la Red Española de Supercomputación (RES), por lo que ha sido necesario habilitar una nueva una nueva sala, donde, además se ha aprovechado para reforzar los sistemas de refrigeración de forma que los nuevos equipos puedan apoyar a los existentes y viceversa. EFE

lm/erbq

(foto)