EFEValladolid

La Junta de Castilla y León ha puesto en marcha un fondo de 37 millones de euros para actualizar los contratos de obras de la Comunidad dado que el incremento de la inflación puede hacer peligrar algunos de los contratos licitados y a la ejecución de otros ya puestos en marcha por el encarecimiento de las materias primas.

Como ha detallado en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno el portavoz de la Junta y consejero de Economía y Hacienda, Carlos Fernández Carriedo, este fondo de 37 millones de euros está incluido dentro del plan presentado la semana pasada de reacción a la guerra de Ucrania y a la subida de los precios derivada de ella.

"Existía un riesgo real de que algunos proyectos quedasen abandonados y otros hubiera que volver a licitarlos", ha reconocido Fernández Carriedo, que ha indicado que con este fondo se pretende actualizar estos contratos para evitar su paralización debido al incremento de los costes, aunque ha reconocido que, aún a pesar de este fondo, algunas obras podrían verse comprometidas.

Como ha indicado Fernández Carriedo, la intención de la Junta es que las entidades locales, como ayuntamientos y diputaciones, se puedan sumar a este fondo y así sus obras tampoco se vean comprometidas, aunque esto hará que el fondo pueda quedar corto, ha reconocido, aunque la Junta "ha ido al límite máximo que podía".

Por ello, Carriedo ha indicado que se han puesto en contacto mediante una carta con el Gobierno de España para que les permitan ampliar el límite de modificación de los contratos, es decir, que puedan aumentar esos 37 millones del fondo para que ninguna obra pueda interrumpirse por la subida de la inflación.EFE