EFEValladolid

La Junta de Castilla y León ha expresado este jueves su preocupación y sorpresa por el escaso volumen de ayudas directas solicitadas por los empresarios de la Comunidad al Gobierno central para acometer la crisis de la covid, ya que en tres semanas únicamente se han registrado unas 5.000 y el plazo concluye el próximo 6 de julio.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, el vicepresidente y portavoz del Ejecutivo autonómico, Francisco Igea, ha hecho un llamamiento a los empresarios afectados por esta crisis y que cumplan los requisitos demandados para que presenten sus solicitudes de ayuda, aunque ha reconocido que la convocatoria está "condicionada" por las obligaciones exigidas en la línea de ayudas.

Entre otras, los empresarios deben acreditar pérdidas de al menos el 30 por ciento -con el indicador del pago del IVA como referencia-, a la vez que justificar la existencia de deudas y comprometerse a sufragarlas con el importe de las ayudas recibidas dentro de esta línea de subvenciones, según ha explicado Igea.

El número de solicitudes presentadas por los empresarios de Castilla y León es "sorprendentemente bajo", ha reconocido el vicepresidente, quien ha puesto como referencia el volumen de ayudas tramitadas ya por la Junta de Castilla y León en los diferentes bloques.

Preguntado por si han consultado con las patronales por los motivos de esta situación, Igea ha dicho que coinciden en que los requisitos son "muy duros de cumplir", por lo que ha criticado que "ocurre como con el Ingreso Mínimo Vital (IMV)", con anuncios "más rimbombantes" que con resultados efectivos. "Los anuncios del Gobierno son bastante más espectaculares que los resultados", ha resumido.

En este sentido, ha anunciado que mañana la Consejería de Empleo e Industria aprobará una nueva línea de ayudas para autónomos con la que intentar "desfacer" los "entuertos" de estas subvenciones.

A la vez, ha demandado al Gobierno central que se plantee modificar la línea de ayudas para que pueda aumentar el número de beneficiarios, ya que "sería una pena" que este dinero comprometido quedara sin utilizar.EFE