EFEValladolid

La Junta de Castilla y León destinará cinco millones de euros al Plan de Impulso de la Bioeconomía Agroalimentaria, con las expectativas de crear unos 10.000 empleos hasta el 2030, el 80 por ciento de ellos en el medio rural.

La consejera de Agricultura y Ganadería, Milagros Marcos, ha presentado en el Instituto Tecnológico Agrario de Castilla y León (Itacyl) este plan de impulso en un acto al que han asistido un representación de agricultores, ganaderos, industria alimentaria transformadora y distribuidora.

Según la estimación presentada por la consejera de Agricultura y Ganadería, el plan de impulso de la bioeconomía propiciará un valor económico anual de 774 millones de euros.

Con este plan, para cuyo desarrollo Milagros Marcos ha pedido el apoyo de los grupos políticos de la comunidad, de la industria y de los productores, se trata de promover una producción alimentaria segura y de calidad, mediante la utilización sostenible de los recursos biológicos, la valorización de subproductos, la minimización de residuos y emisiones.

Conllevará el desarrollo de nuevas aplicaciones agroindustriales que garanticen la competitividad y la protección del medio ambiente, en algunas de las cuales ya se trabaja y que tiene su campo en la agricultura de precisión, como el uso de imágenes multiespectrales, las automatización de granjas y la monotorización de instalaciones. EFE