EFEValladolid

Las ventas del comercio minorista cayeron un 30,4 por ciento en abril en Castilla y león respecto al mismo mes del 2019, debido al cierre de establecimientos por el estado de alarma por el coronavirus, un 1,1 por ciento menos que el desplome nacional.

Según los datos publicados este jueves por el Instituto Nacional de Estadística (INE), las ventas bajaron en tasa anual en todas las comunidades autónomas en abril, con Canarias (-39,7%), Illes Balears (-39,0%) y Andalucía (-34,0%) con los mayores descensos.

En el otro extremo, Galicia (-23,4%), Castilla -La Mancha (-26,2%) y País Vasco (-27,2%) anotaron las menores caídas; y Castilla y León registró la novena menor caída.

El INE también ofrece datos de la variación anual de las ventas de alimentación, que en el caso de Castilla y León bajaron un 3,3 por ciento, en tasa deflactada, esto es sin inflación.

Esa variación aumentó en siete autonomías, en especial en País Vasco (8,1) y Madrid (5,9), seguidas de Cantabria, Asturiaas y Galicia, y las islas y el resto del territorio peninsular presentaron tasas negativas.

El INE precisa que debido al confinamiento, las personas han debido permanecer en su vivienda habitual durante la Semana Santa que, al igual que el año pasado, tuvo lugar en abril.

Ésto, junto con la ausencia de visitantes extranjeros durante el estado de alarma, han sido las principales causas de esta diferente evolución entre territorios.

En cuanto al empleo asociado, cayó el 1,4 en tasa anual en Castilla y León, el séptimo menor descenso y por debajo de la media nacional del -2 por ciento.

El empleo del comercio minorista disminuyó en todas las comunidades autónomas en tasa anual. Las mayores bajadas se registraron en Illes Balears (-6,3%) y Canarias (-3,4%). EFE