EFEValladolid

El presidente de la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA), Lorenzo Amor, ha subrayado este miércoles que no es el momento de subir cotizaciones a los autónomos porque las empresas están cada vez "más asfixiadas", entre otros factores por el aumento del precio de la energía, los combustibles o el aumento de impuestos y "esa vaca ya no da más leche".

"Hay que hacer sostenibles las pensiones, en eso estamos de acuerdo, pero esto no pasa por asfixiar más aún a los trabajadores autónomos porque pierden competitividad, por ejemplo respecto a otros países", ha manifestado a los periodistas en el Consejo Económico y Social de Castilla y León, antes de participar en un encuentro con la Cadena SER en Valladolid.

Esta subida de cotizaciones supone, a su juicio, "la peor noticia para muchos autónomos que no saben si su actividad va a poder aguantar mucho tiempo, tras lo vivido con la pandemia".

La subida planteada de bases de cotización, que supondrá un incremento de las aportaciones de 60 euros al año para los autónomos personas físicas y de 75 euros al año para los societarios, es "una zancadilla más" y, en este sentido, Lorenzo Amor ha indicado que España es el cuarto país europeo donde más se paga en cotizaciones.

En su opinión, el Gobierno ha de ser menos "intervencionista" porque los trabajadores autónomos "necesitan agilidad para funcionar y que se los escuche para regular la normativa laboral y, sobre todo, poner menos trabas".

Respecto a la reforma laboral, ha precisado que están dispuestos a seguir negociado con el Gobierno esa reforma que, a su juicio, "ha generado empleo", aunque el documento sobre el nuevo mecanismo de los ERTES es "farragoso e intervencionista".

Sobre la situación general del empleo, ha dicho que no hay que confundir temporalidad con precariedad, y ha aseverado que para solucionar el problema de la temporalidad "hay que empezar por el sector público".

"Hay personas en el sector público que son interinas y se jubilan siendo interinas, eso no puede ser", ha recalcado Amor.

En este contexto, ha puesto como ejemplo que en el País Vasco hay una tasa de temporalidad del 43 por ciento en el sector público y de un 19 por ciento en el privado, algo que ha sostenido que es "inadmisible". EFE

jam

(foto)