EFEValladolid

Los embargos sobre viviendas de personas físicas fueron 86 en el segundo trimestre del 2021 en Castilla y León, el 152 por ciento más que en el mismo periodo del 2020, cuando se produjeron 34, aunque el dato es menor que los 105 que anotó la Comunidad entre enero y marzo de este año, con una caída de más del 18 por ciento.

Los datos del Instituto Nacional de Estadística publicados este martes recogen que en ese segundo trimestre del año en el conjunto nacional las ejecuciones hipotecarias iniciadas sobre viviendas de personas físicas crecieron un 69,1 % en tasa interanual; de ellas, 3.207 eran viviendas habituales en propiedad (un 84,1 % más que en el mismo trimestre de 2020) y 682 no eran residencia habitual de los propietarios (un 22,3 % más).

El dato total de ejecuciones sobre viviendas, de personas tanto físicas como jurídicas, fue de 112 en Castilla y León (142 el trimestre anterior y 38 en el mismo del 2020), con esas 86 de personas físicas y las 26 de jurídicas (37 en el trimestre anterior y 4 en entre abril y junio del 2020).EFE