EFEValladolid

El presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, ha dicho este martes al nuevo Consejo de Cámaras de Comercio de la Comunidad que Castilla y León necesita unas cámaras "fuertes, cohesionadas, coordinadas y transparentes" en un momento de incertidumbre interior y exterior que requiere de empresas más competitivas y exportadoras.

Mañueco ha clausurado el acto de constitución del nuevo pleno de Consejo de Cámaras de Comercio de Castilla y León que presidirá el titular de la de Burgos, Antonio Miguel Méndez pozo, y que componen 27 vocalías, que incluyen a representantes de las Cámaras, las grandes empresas de la Comunidad y la patronal empresarial, todas ellas ocupadas por hombres.

El presidente de la Junta ha aprovechado el acto para recordar los grandes retos del momento, con inestabilidad interna, avisos de desaceleración económica, la situación externa por el Brexit, la guerra comercial entre China y EEUU o la política "insensata" de aranceles estadounidense, que "obligan a redoblar esfuerzos entre todos".

Y en ese escenario, las cámaras "tienen un papel más decisivo que nunca para afrontar esos restos y desafíos" con un claro papel en el refuerzo de la internacionalización de las empresas y en el incremento de la competitividad de las pymes, para "ayudarlas a afrontar las nuevas etapas".

Fernández Mañueco ha recordado que este nuevo consejo de Cámaras es fruto de la ley aprobada en las Cortes el pasado año, con el respaldo de todos los grupos, que impulsa "un nuevo modelo cameral" más transparente, coordinado, eficiente y ágil, con un renovado Consejo de Cámaras autonómico, que es el que hoy ha echado a andar.

Ahora queda por delante el desarrollo reglamentario de este nuevo Consejo, ha explicado el presidente de la Junta, que se ha referido al papel de las cámaras en formación, para que las empresas de la Comunidad puedan hacer frente al reto de la economía circular y la internacionalización, aspecto este último en el que el presidente de la Junta cree que las entidades camerales deben dar el "do de pecho" para que las empresas ganen en competitividad.

El presidente de este nuevo Consejo es el presidente de la Cámara de Burgos, Méndez Pozo, que ha confiado en una "larga y brillante" vida para la nueva criatura, y que ha agradecido los padrinos con los que ha contado, con Mañueco como padrino mayor, pero también con todos los grupos parlamentarios que secundaron la nueva ley.

En el acto, que ha contado con la asistencia del presidente de la Cortes, Luis Fuentes, la delegada del Gobierno, Mercedes Martín, o el presidente del TSJCyL, José Luis Concepción, el nuevo presidente del Consejo ha reconocido el difícil diseño de este órgano, entre la cooperación e independencia de sus integrantes -cámaras, empresas y patronal- que obliga a todos a salir de "posiciones cómodas" para ir a otras "cuya viabilidad hay que conquistar".

Ha definido al nuevo órgano como una institución "bisagra" entre las administraciones públicas y las empresas, y ha agradecido el papel hecho por la anterior consejera de Economía, Pilar del Olmo, que impulsó la ley.

En declaraciones a Efe, Del Olmo ha recordado que el nuevo modelo busca responder a los problemas de financiación y mayor transparencia de las Cámaras, y ha apuntado que el acto de hoy es el "final de un proceso muy intenso para que las cámaras cumplan con sus funciones y tengan recursos necesarios que corresponde financiar a la Junta".

Como primeras actuaciones, Méndez Pozo se ha referido a la puesta en marcha de una comisión para aprovechar el talento femenino, con presencia de al menos de una empresaria por provincia; y a la puesta en marcha de una posible fundación para disponer de una Escuela de Oficios del Patrimonio, con la ayuda de las diócesis.

Ha destacado además el buen funcionamiento de la ventanilla empresarial de las cámaras, que es la que tiene mayor éxito en cuanto a la continuidad de las nuevas firmas, ya que el 65 por ciento de las que se han creado por esa vía tienen una vida de más de tres años.

Acompañan a Méndez Pozo, elegido en una candidatura única, como vicepresidentes el presidente de la Cámara de León, Javier Vega, y el de Valladolid, Víctor Caramazana; con el presidente de la de Soria, Alberto Santamaría, como Tesorero, en un Comité Ejecutivo del que también forman parte el que ha sido durante 7 años presidente del consejo de cámaras, Fernando Escobillas, titular de la de Miranda de Ebro, y los de titulares de las de Palencia, Conrado Merino, y Salamanca, Benjamín Crespo.

Completan ese comité ejecutivo, por parte de las grandes empresas el presidente del grupo Antolín, Ernesto Antolín, y Andrés Ortega, por parte de la patronal Cecale.EFE