EFEValladolid

Pese al cierre perimetral de la Comunidad en marzo, Castilla y León fue el principal destino rural español ese mes, con 28.483 pernoctaciones, el 34,3 por ciento más que en el periodo del 2020, cuando comenzó el confinamiento por la covid, y lejos de las 119.093 que anotó en marzo del 2019.

Según los datos publicados este martes por el Instituto Nacional de Estadística (INE), en el conjunto nacional, las pernoctaciones en alojamientos de turismo rural anotaron un aumento del 61,7% en marzo respecto al mismo mes de 2020.

Las pernoctaciones de los residentes subieron el 107,2%, mientras que las de no residentes bajaron un 34,6%; y comparando con niveles previos a la pandemia, las pernoctaciones en alojamientos de turismo rural presentan un descenso del 61,0% respecto a marzo de 2019.EFE

mr