EFEValladolid

La escasez de material de protección sanitaria, los llamados EPIs, está marcando los primeros días de combate contra el coronavirus en Castilla y León, donde el Ejecutivo autonómico ha lanzado "seis retos" a las empresas capaces de producir estos productos, entre otros disponer de al menos 80.000 máscaras plásticas de acetato -en su mayoría con impresoras 3D-.

Si el llamamiento realizado por la Junta a particulares y empresas para que donaran las mascarillas que tuvieran en sus almacenes sirvió para librar la primera semana, ahora existen dos vías de acceso a este tipo de material de protección: la compra en el extranjero y la fabricación propia, en la que se afanan varias empresas y también cientos de particulares que se han lanzado a coser mascarillas.

Los seis retos que ha citado la consejera de Sanidad, Verónica Casado, en la rueda de prensa diaria sobre la evolución del coronavirus, se concretan en la necesidad de contar al menos con:

- 80.000 máscaras o pantallas de acetato.

- 80.000 batas plastificadas.

- Todas las posibles de mascarillas (sin límite).

- 40.000 máscaras FFP2/FFP3 para personal sanitario y social.

- 80.000 buzos plastificados.

- Todo el líquido hidroalcohólico desinfectante posible (sin límite).

Todas las empresas interesadas tienen habilitado un correo electrónico para canalizar este surtido covidofertaproductocyl@jcyl.es , donde pueden ofrecerlo a la Consejería de Sanidad para su posterior inventariado y distribución.

Preguntado por la necesidad de homologación sanitaria de este material, el vicepresidente de la Junta, Francisco Igea, ha explicado que en el caso de las mascarillas de tela sí es necesario realizarlo, mientras que las pantallas de acetato "no tienen ningún riesgo", al tratarse de un plástico, lo que hace "evidente su eficacia" para frenar la transmisión directa del virus a través de las salpicaduras de saliva.

Cuestionado por la forma de reparto de todo este material, tanto el adquirido como el sumado por los fabricante locales, el vicepresidente ha dicho que, pese a que existen "rumores" acerca del acopio de material por parte de algún hospital concreto de la Comunidad, no es cierto.

En este sentido, ha explicado que es el Hospital Río Hortega de Valladolid el que está centralizando "la inmensa mayoría de las compras" de material, pero lo hace para todos los hospitales de la Comunidad, a los que se distribuye en función de las necesidades previstas en cada caso.

Sobre este tema, Casado ha remarcado que no existen problemas de coordinación dentro de la Junta de Castilla y León para el reparto de material, sino que se han esforzado en que haya "planificación" y priorización: "si no planificamos nos va a desbordar", ha anticipado.

En términos generales, ha detallado que la Junta ha repartido ya 185.000 mascarillas para personal sanitario, 126.000 mascarillas FFP2 y FFP3 para personal de residencias y atención domiciliaria y 35.000 para el sector agrario, de cara a asegurar el abastecimiento de productos.

Igea ha detallado que, a partir de hoy, para evitar suspicacias y contribuir a que se reduzcan los problemas en la distribución de material, la Junta de Castilla y León va a publicar los datos de reparto entre las diferentes provincias.EFE

orv-dcyl

(foto)