EFEValladolid

El coordinador de la UCCL (Unión de Pequeños Agricultores de Castilla y León), José Manuel González Palacín, ha subrayado este lunes en rueda de prensa que su organización planteará en la ronda de contactos con los grupos políticos, entre otras cuestiones, que se resuelva una escalada en los costes de producción "sin precedentes" y un control "urgente" de la fauna salvaje.

Según ha explicado, ya se venían incrementando los costes de producción, pero con la guerra de Ucrania ha aumentado la escalada de precios y "hay que abordar soluciones" mientras dure el conflicto bélico.

En este contexto, ha puntualizado ante los periodistas que el campo necesita consenso, "más que nunca" y que "a este paso" hay productos que habrá que importar porque cuesta menos producirlos fuera que en España.

Por otro lado, ha subrayado que hay una fauna salvaje "totalmente descontrolada" y está empezando a afectar de una forma importante a agricultores, pero sobre todo a ganaderos "y creemos que hay que tener un plan de control lo antes posible".

Palacín ha informado de que empezarán la referida ronda de contactos con el PSOE, "con el que hablaremos de la cadena alimentaria y de que hay que negociar el precio de los costes de producción y llevamos muchos años, por ejemplo, reclamando un gasóleo profesional y una bajada de las tarifas eléctricas".

Después, continuarán contactos con el resto de los grupos políticos para presentar sus propuestas en esta legislatura, y a todos ellos también les harán llegar su objetivo prioritario de que "la democracia llegue al campo".

"Nuestra intención con todos los grupos políticos es poner en valor el sector de la agricultura y de la ganadería, nos parece que estamos en un momento crítico porque ademas la última semana, con estas temperaturas tan altas, hará que las cosechas no sean buenas para este ejercicio", ha precisado el coordinador de la Unión de Pequeños Agricultores de Castilla y León.

En cuanto a la ganadería, según José Manuel González Palacín, hay menos ganaderos y se está perdiendo tejido productivo, pues se ha pasado en el último año en ovino de leche de 1.895 a 1 700 explotaciones. EFE