EFESalamanca

La vicesecretaria general del PSOECyL, Virginia Barcones, ha calificado el acuerdo alcanzado este lunes por la Federación Española de Municipios y Provincias sobre superávit y financiación como "un avance" para la autonomía local y para que ningún ayuntamiento "se quede atrás".

Así lo ha manifestado en declaraciones a los periodistas tras la reunión que ha mantenido este lunes con alcaldes y concejales del PSOE de Salamanca en el inicio de una ronda de contactos que realizará por toda la Comunidad para conocer las entidades locales y sus necesidades.

Barcones ha asegurado el documento de Hacienda que permite a los ayuntamientos utilizar el superávit aprobado este lunes en la FEMP es "un avance" y "un paso firme" para que "ningún ayuntamiento se quede atrás" y para solucionar un problema que, según ha dicho, "limita la autonomía local y generó el PP".

Barcones ha insistido en que el acuerdo de la FEMP es "un avance importantísimo" para que todas las entidades locales puedan hacer uso de sus propios fondos y ha asegurado también que es "muy relevante para el municipalismo del país".

Además, la vicesecretaria general del PSCyL ha criticado que la Junta de Castilla y León se reúna con los ayuntamientos para decirles "cómo tienen que organizar su casa los demás", en lugar de aclarar cómo va a prestar los servicios públicos esenciales en sus zonas.

Por ello ha pedido a la Junta que "deje de enredar", que financie bien a los ayuntamientos y que deje de aprobar "en solitario" proyectos de ley "para cambiar el destino de la poca financiación ordinaria que perciben".

Por ultimo, la socialista ha afeado la actitud del vicepresidente y portavoz de la Junta, Francisco Igea, tras manifestar este fin de semana que el objetivo de la Junta es que cada médico atienda a 500 tarjetas sanitarias.

"Es una falta de respeto que, mientras el grupo de trabajo está intentando consensuar una propuesta, Igea despache sus conclusiones", ha lamentado Virginia Barcones.EFE

1010336

aaf/grg