EFEValladolid

La consejera de Sanidad, Verónica Casado, ha criticado este martes al PSOE de Castilla y León porque "no se ha sentado nadie" a hablar sobre el plan de reordenación de la sanidad rural, lo que la induce a pensar que los socialistas no tienen ningún proyecto en este aspecto.

Preguntada por los periodistas sobre las críticas vertidas por el socialista Luis Tudanca junto a las plataformas por la defensa de la sanidad pública, que han considerado que al plan le falta "rigor científico", Casado ha defendido la reordenación rural por ser "una demanda de los profesionales y los pacientes".

"Estoy dispuesta a hablar, a valorar e incluso a mejorar", ha declarado la consejera en relación a la falta de diálogo entre la Junta y el grupo socialista en lo referente a esta cuestión.

La consejera ha defendido como "absolutamente necesario" la reordenación de la Sanidad rural al ser la Comunidad con más médicos de familia y enfermeras en el mundo rural.

Ha recordado que la ordenación actual tiene más de 30 años, periodo en el que indica que se ha generado más despoblación, más cronicidad y más envejecimiento.

Como ya ha declarado anteriormente, Casado ha repetido que reordenar "no es de ninguna manera cerrar consultorios si no todo lo contrario", y se ha referido a las estructuras intermedias y "potentes" que permitan mejorar el nivel de calidad, de accesibilidad, de conexión informática y la dotación clínica.

"No hacer nada no es una opción. Si no hacemos nada vamos a tener pueblos vacíos y sin médico", ha denunciado Casado, por lo que propone organizar todo de manera que se pueda garantizar que la población tenga médicos y enfermeras "como los tiene que tener".

Por último, ha recordado que la media en la Comunidad es de un médico de familia por cada 918 ciudadanos, lo que se reduce a uno entre cada 400 a nivel rural, y en este sentido señala que si no hay buena cobertura en los municipios es necesario me