EFEValladolid

El Comité Nacional de Derechos y Garantías del PP ha abierto un expediente disciplinario al Grupo Popular en las Cortes de Castilla y León por la contratación como asesor del exgerente autonómico y actual asesor del PP-CyL, Pedro Viñarás, que dejó la gerencia a petición de la dirección nacional tras percibir hace tres meses una compensación de 70.000 euros.

El diario El Norte de Castilla ha informado este miércoles de que el Comité de Garantías ha comunicado ya al presidente autonómico del PP y actual presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, y al portavoz del Grupo Popular en las Cortes, Raúl de la Hoz, que tienen derecho a formular alegaciones en el procedimiento abierto por este órgano que preside Andrea Levy y que dirigió durante años el propio Mañueco.

La discrepancia ha surgido al entender la dirección nacional que esta contratación como asesor de Viñarás colisiona con su reciente marcha como gerente del partido a nivel autonómico, un cargo que depende directamente de Génova, mientras que la designación como tesorero, que suele ir aparejada a la gerencia, depende directamente de la dirección autonómica.

Interpretada como una posible desobediencia, esta contratación puede tener una consideración de falta muy grave dentro del Reglamento del Régimen Disciplinario y de Garantías del PP y puede conllevar desde la suspensión de la militancia a la expulsión de la formación, en caso de que el expediente determine que se ha torcido el criterio marcado por la dirección nacional.

Fue el pasado 1 de noviembre cuando el Grupo Popular incorporó a Viñarás como asesor de estrategia política, con una retribución bruta de unos 5.229 euros y que en neto suponen un ingreso mensual de unos 3.500 euros, según la información publicada por el mismo periódico.EFE