EFEValladolid

El presidente del Consejo de la Memoria Histórica de Castilla y León, el sindicalista de CCOO Ángel Hernández, ha ratificado este jueves su dimisión como presidente de este organismo, debido a la entrada de Vox en el Gobierno, en la reunión que ha mantenido el Consejo, donde el consejero de la Presidencia, Jesús Julio Carnero (PP), le ha pedido que reconsiderara esta marcha.

Precisamente, el vicepresidente de la Junta, Juan García-Gallardo (Vox), ha arremetido hoy contra el sindicalista Ángel Hernández y le ha acusado de haber utilizado este órgano para sus "objetivos políticos de izquierda", a pesar de que el consejero, como ha explicado a Efe el propio Hernández, le ha pedido seguir en el cargo.

Hernández ha indicado que en la reunión que ha mantenido hoy el Consejo de la Memoria Histórica no se ha abordado en ningún momento la futura norma que sustituirá al decreto de Memoria Histórica en la Comunidad, que pasará a denominarse de Concordia bajo una fórmula jurídica aún no precisada.

No obstante, según ha avanzado hoy en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno el vicepresidente de la Junta, Juan García-Gallardo, estos trámites se iniciarán "antes del 30 de junio" y ha confirmado que tanto PP como Vox están en "contacto permanente sobre este tema".

Como ha explicado el vicepresidente, el decreto anterior de Memoria Histórica "hacía una diferenciación entre víctimas de un conflicto bélico del siglo XX", algo que el nuevo decreto suprimirá, ya que "se tratará igual a cualquier víctima del bando que fuese del conflicto civil", además de que este decreto pretenderá elevar la "autoestima nacional y los elementos de cohesión y no de división".

Asimismo, el vicepresidente de la Junta ha remarcado que esta nueva norma evitará que los actos de digna sepultura de los cuerpos recuperados de fosas o cunetas se conviertan en una "finalidad perversa" de ámbito político para "arrojar una parte de la historia a la cara de algunos españoles".

Finalmente, Hernández ha explicado que, antes de dimitir, ha remitido al Consejo de la Memoria Histórica un informe de estos cuatro años de actividad, en el que recomienda seguir los trabajos iniciados.

Asimismo, en esta cita, el representante de la Universidad de Burgos en este Consejo ha presentado el contenido del informe sobre los mapas de las fosas comunes encomendado a este organismo, que la Junta dará a conocer en las próximas fechas.

Con la dimisión en firme de Hernández, la presidencia de este Consejo queda ahora bacante y por conocer si se mantendrá con la nueva norma. No obstante, para la aprobación del futuro presidente de la misma, previsiblemente en el mes de septiembre, se requerirá de dos tercios de sus miembros.EFE

aam-orv