EFEValladolid

El vicepresidente y portavoz de la Junta, Francisco Igea (Cs), ha asegurado que su intención y la de su partido es "agotar la legislatura" de la mano del PP, porque para eso han firmado un acuerdo de gobierno que no romperá ni siquiera como estrategia previa a las próximas elecciones.

En su primera entrevista como vicepresidente de la Junta, publicada este domingo por el diario El Norte de Castilla, Igea ha descartado que una moción de censura pueda acabar con el Ejecutivo pactado entre el PP y Cs, aunque ha anticipado que su objetivo en los cuatro años es al menos convencer a la mitad de los votantes populares para que voten a su partido.

"Mi ambición es conseguir, cuando acabe (la legislatura), que por lo menos la mitad de los consejeros y la mitad de los militantes y votantes del PP piensen que están mucho más cerca de Cs que del PP", ha contestado Igea.

Ha negado que se plantee como estrategia hace lo que hizo su partido con el PSOE en Andalucía, en el sentido de romper su acuerdo antes de las elecciones para diferenciarse, porque en su opinión desde el principio se están notando "diferencias de estilo" entre el PP y Ciudadanos en Castilla y León.

Sobre las frustradas negociaciones con el PSOE tras las elecciones, ha dicho que el socialista Luis Tudanca sólo tuvo opciones de ser presidente autonómico antes de las elecciones, pero no después del resultado, a pesar de ganar y obtener seis escaños más que el PP.

De hecho, Igea ha reconocido que interpretó la postrera renuncia de Tudanca a ser presidente como un ofrecimiento para que fuera él mismo quien asumiera la Presidencia de la Junta de Castilla y León: "No era tentador pero hubiese sido posible. Y no me hubiera parecido mal", ha asumido, para después negar que esa sea una ambición para él.

Preguntado por las virtudes que aprecia en el presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, Igea ha destacado su "capacidad de acuerdo", su "resistencia" por las "negociaciones duras" que han mantenido en las últimas semanas y su "templanza", ya que no han tenido que "echar mano de la ira" para resolver sus diferencias.

"En lo personal no tengo problema y en lo político somos socios de gobierno, lo que le vaya bien a él nos irá bien a nosotros", ha resumido Igea, quien ha adelantado que desde sus responsabilidades de gobierno los consejeros que representan a Cs van a "hacer cosas que no se han hecho nunca", por lo que no podrán ser atribuidas al PP.

Sobre su posición acerca de las negociaciones de ámbito nacional y la propuesta que realizó en el seno de su partido para abrir conversaciones con el PSOE de Pedro Sánchez, Igea ha asumido que se ha "equivocado muchas veces y quizás esta vez también", en referencia a la iniciativa para que Cs planteara una oferta programática al PSOE.

"La actitud del PSOE y de Pedro Sánchez es sorprendente, peligrosa y de una vanidad extrema. Una persona que tiene 120 escaños tiene que buscar acuerdos", ha reflexionado sobre la situación existente a nivel nacional y ante la falta de acuerdos.EFE

orv