Valladolid, 19 may. (EFE). Los partidos de oposición en las Cortes de Castilla y León han criticado que el Partido Popular haya asumido los postulados de Vox, tras las primeras comparecencias de los consejeros en la Cámara autonómica.

Así los han expresado los portavoces del PSOE, UPL, Podemos y Cs tras la Junta de Portavoces que ha tenido lugar este jueves en el Parlamento autonómico y en el que, a preguntas de la prensa, han coincido en esta asunción de principios por parte de los populares.

La portavoz adjunta de los socialistas, Patricia Gómez Urbán, ha aaseverado que el PP asumió “las posiciones de Vox en el mismo momento en el que pacto con ellos y les metió en su gobierno”, mientras que el portavoz de la Unión del Pueblo Leonés, Luis Mariano Santos, ha afirmado que “la delgada línea que separaba a ambas formaciones para ya no existir”.

Santos, en representación del Grupo Parlamentario UPL-Soria Ya con seis procuradores, ha recordado que se vivió una situación similar con el anterior gobierno de coalición entre Cs y PP, ya que “se funden en un gobierno y parece que son lo mismo”.

El líder leonesista, además, ha afirmado que las diferencias se verán a lo largo de la Legislatura y ha lamentado “esta línea continuista” que resulta “poco agradecida para los ciudadanos” que esperaban un cambio en las políticas de la Comunidad.

“Ese pacto entre extrema derecha y el PP no va a representar ningún cambio”, ha continuado para reconocer que no es “nada optimista”.

Más vehementes se han mostrado los portavoces del Grupo Mixto, Pablo Fernández (Podemos) y Francisco Igea (Cs), que han cargado contra los consejeros de Vox, pero sobre todo contra los del Partido Popular.

“El PP ha asumido toda la agenda ideológica de Vox en la acción de gobierno”, ha afirmado Igea, que también ha criticado la asunción del proyecto de Ley de Concordia “porque parece que antes había discordia”; la agenda antiglobalización de Vox en una Comunidad netamente exportadora (2.500 millones de euros al año) o gente que apoya políticas agrarias como las de Le Pen.

El procurado ha calificado estos postulados de “política de autoarquía” y ha advertido de que pueden poner en riesgo sectores estratégicos de Castilla y León, “por no hablar de la intolerancia”, la limitación a la labor de la oposición o que el vicepresidente de la Junta, Juan García Gallardo (Vox), anuncie medidas “sin hablarlas con el presidente”, en referencia al rechazo del partido verde a la implantación de la Ley del aborto.

Por último, el portavoz de Podemos, Pablo Fernández, ha calificado de “peligroso, grave, descorazonador y lamentable” que los populares asuman los postulados de Vox en la Comunidad y ha puesto como ejemplo la Agenda 2030.

“Es dantesco como los consejeros del PP no se atreven a comentar la palabra Agenda 2030” y ha recordado que en la comparecencia del consejero de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio, Juan Carlos Suárez-Quiñones, que duró cinco horas, no mencionara en ninguna ocasión esas palabras, pese a que Fernández se lo preguntara tres veces durante la sesión.

“El PP está sometido a los postulados de la ultraderecha y, lo decía el otro día, el que con la ultraderecha se acuesta se despierta con un gorro de papel de aluminio en la cabeza”, ha asegurado, para criticar las comparecencias en las que los consejeros del partido de Santiago Abascal “están negando el cambio climático”.

“Son cuestiones muy graves en las que el Partido Popular se está doblegando y hacen un muy flaco favor a la ciudadanía de Castilla y León”, ha concluido el líder de la formación morada.

Por su parte, los partidos de gobierno - PP y Vox - no han comparecido tras la celebración de la Mesa y de la Junta de Portavoces de las Cortes. EFE.