EFEValladolid

La Mesa de las Cortes de Castilla y León ha reiterado este martes su negativa a que la procuradora no adscrita, ex de Ciudadanos, María Moreno, disponga de un despacho propio y ha insistido en que, como alternativa, tiene la posibilidad de ocupar una mesa en la biblioteca del Parlamento autonómico, lo que motivó la queja de esta parlamentaria.

En un escrito al que ha tenido acceso EFE, la Mesa ha negado que pueda hablarse de un "tratamiento discriminatorio" respecto a Montero, ya que el Reglamento de la Cámara no confiere a los procuradores no adscritos ni al resto de procuradores individuales el uso de un despacho propio.

"La inmensa mayoría de ellos no dispone de un despacho individual" y, ha añadido el órgano de gobierno del Parlamento, el derecho a contar con infraestructuras -locales y medios materiales- "no forma parte del estatuto constitucionalmente relevante de los representantes públicos".

María Montero ha reiterado su rechazo a los argumentos dados por la Mesa de las Cortes, a la que reprochó que le ofrezcan "una mesita" en la biblioteca.

"80 procuradores con despacho y una procuradora con una mesita en la biblio", resumió la procuradora no adscrita al comenzar esta 'batalla', en la que ha criticado que el presidente de las Cortes, Luis Fuentes, permita esta situación a pesar de que "pertenece a un partido que defiende la igualad".EFE

orv